Efectos de la contaminación atmosférica en la salud reproductiva

28/7/18

Actualmente la contaminación atmosférica ambiental (CAA) representa un importante problema para la salud individual y colectiva La Organización Mundial de la Salud estimó que el 2012, 3 millones de muertes prematuras podrían atribuirse a la CAA. Estudios epidemiológicos previos habían demostrado que las infecciones agudas de las vías respiratorias bajas, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el asma, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer de pulmón estaban fuertemente asociados con esta contaminación. ¿Qué se conoce de la CAA y su impacto en salud sexual y reproductiva? Se sabe que un adulto saludable inhala 10-20 m3 de aire por día, dependiendo de la constitución corporal y de la actividad física En una mujer gestante, la adaptación al embarazo produce un volumen significativamente mayor y un incremento en el consumo de oxígeno.

En la última década, un creciente número de investigaciones han asociado la CAA con resultados adversos de la gestación, especialmente disminución del crecimiento fetal y la prematurez El embarazo puede constituir un estado particularmente sensible a las toxinas contenidas en la contaminación del aire debido al alto nivel de proliferación celular, el desarrollo de órganos y las capacidades cambiantes del metabolismo del feto. De ahí que se presume que la exposición a la CAA afecta al feto directamente a través de la exposición transplacentaria o indirectamente al afectar los cambios fisiológicos en la madre. No obstante, los estudios epidemiológicos sobre el embarazo y la CAA son aún inconsistentes.

Respecto a la fertilidad, ha habido varios informes que indican que la calidad y la cantidad de espermatozoides humanos se enfrentan a una disminución grave. Varios factores ambientales serían atribuibles a esta disminución potencial de la fertilidad masculina. Estos incluyen metales pesados y diversos agentes químicos ampliamente utilizados en la agricultura y la industria Además, otros factores físicos como aumento de la temperatura global y exposición a la radiación, y factores biológicos como contaminación de fito y xenoestrógenos en el medio ambiente, podrían afectar negativamente la espermatogénesis.

Estos efectos podrían provocar no sólo una reducción en la concentración de espermatozoides, sino también alteraciones en el comportamiento sexual y la presencia de cánceres genitales. El conocimiento de la toxicidad gonadal masculina, por lo tanto, es muy útil para comprender el impacto del medio ambiente en el sistema reproductivo masculino.

Las toxinas ambientales tales como óxidos de nitrógeno y clorofluorocarbonos, se han reconocido como desestabilizantes endocrinos y con serios efectos adversos en las disfunciones sexuales y el desarrollo puberal. Desde mediados del siglo XX, muchas especies en distintas áreas del planeta comenzaron a presentar diversas alteraciones, muchas de las cuales sugerían estar relacionadas con trastornos endocrinos. Diversas investigaciones han demostrado que tales alteraciones se deberían a la exposición a diversos contaminantes químicos que podrían afectar la salud y causar enfermedades graves. A pesar de la importancia del efecto de estos compuestos no se conoce ni comprende suficientemente aún su impacto en la salud reproductiva humana.

Efectos de la CAA en la salud reproductiva son aún desconocidos. Por lo tanto, es importante que se adopten políticas apropiadas a escala global para disminuir esta contaminación y aumentar la conciencia en las personas sobre el impacto que pueda tener en la gestación y fertilidad humana.

Link de noticia

Posted in El Sur | Tagged | Leave a comment

La historia tras la muerte de los abuelos de Conchalí

28/7/18

Vejez, abandono y soledad:

El sábado 21 de julio, Elsa Ayala (89) y Jorge Olivares (84) fueron encontrados sin vida en su casa ubicada en Teniente Mery 2030, en la comuna de Conchalí. La pareja de adultos mayores se encontraba pronta a separarse: ella, que estaba postrada, iba ser ingresada a un hogar de ancianos, mientras él se quedaría solo para vender los bienes acumulados en 50 años de matrimonio. Antes de hacerlo, pidieron un día más para estar juntos. Él tomó su arma y le disparó a su mujer, acto seguido, se suicidó.
Aquel sábado en la calle Teniente Mery, Conchalí, la casa 2030 mantenía su oscuridad habitual. Ese día, Elsa Yolanda Ayala Castro, de 89 años, y Jorge Mario Olivares Castro de 84, compartían sus últimos momentos juntos antes de enfrentarse a uno de sus miedos más grandes: una separación forzada por la salud precaria de ambos y una frágil situación económica.

Todo estaba acordado para que Elsa, quien sufría de cáncer estomacal y demencia senil, fuese trasladada a un hogar de ancianos de la comuna. Jorge, por otra parte, se quedaría en la casa de ambos vendiendo sus pertenencias para costear el servicio, el cual escapaba de la pensión básica que recibía junto a su esposa.

No habían tenido hijos. Dos cuidadoras —que conocieron a través del Programa de Postrados del Cesfam Lucas Sierra— y la esporádica visita de dos de sus sobrinos eran la única compañía que recibían. Alan Sanhueza, hijo de la única hermana de Elsa, llegó ese sábado hasta la casa de ambos para llevarse a la anciana hasta su nuevo hogar. Días antes de concretar el plan, Jorge le había entregado una carpeta con instrucciones sobre qué hacer después de su muerte, en el caso de que algo llegase a suceder.

El día de la despedida, Jorge le pidió a su sobrino que volviera más tarde. ‘Me pidió un día más para despedirse de ella’, diría Alan a los medios de comunicación que se agolparon para cubrir la noticia.

El hombre, agobiado por las demandantes labores que cumplía asistiendo a su mujer y la imposibilidad de darle mejores oportunidades producto de su enfermedad, asumió el riesgo de separarse de su ‘vieja’.

Esa tarde, dos disparos retumbaron dentro de las paredes de la vieja casona.

Un estorbo

Elsa Ayala y Jorge Olivares se encontraron por primera vez en la playa, en la década de los 60’.

—Cuando ella lo vio por primera vez, lo encontró súper guapo. Antes de enfermarse, siempre lo molestaba por cómo había envejecido—, relata Marcela, una de las dos cuidadoras que acompañó a la pareja en los últimos años de su vida y a quien le cambiamos el nombre para proteger su identidad.

Desde entonces, la pareja inmortalizó citas y viajes en fotografías que adornaban las paredes de su casa en Conchalí. ‘Dedicaron su juventud a viajar y disfrutar de los gustos que podían darse’, complementa Marcela.

Cada año nuevo, la pareja visitaba Valparaíso para observar los fuegos artificiales. El último, lo vieron desde su sofá en Conchalí, tomados de la mano frente al televisor.

Marcela pasó con ellos la última navidad cuando, entre lágrimas, Jorge le agradeció su compañía: ‘Mira Elsa lo que la vida nos dio, lo que nos negó el de arriba’, cuenta Marcela.

Según informó la Municipalidad de Conchalí, Elsa padecía un cáncer avanzado que la mantenía postrada, razón por la cual ingresó a la red de salud de la Corporación Municipal de Conchalí en agosto del año 2017. ‘A partir de esa fecha fue incorporada al Programa Postrados del Centro de Salud Familiar Lucas Sierra, recibiendo una atención permanente e integral en su domicilio, tanto para ella como para su esposo y cuidador, el señor Jorge Olivares de 84 años’, señala el comunicado oficial.

La municipalidad afirma que por la condición social en que permanecía este matrimonio ambos eran visitados por un equipo multidisciplinario, recibían curaciones y ayuda en enceres como un colchón anti escaras y una silla de ruedas.

El informe señala además, que Jorge al mantener y cuidar a su esposa, generó ‘un desgaste por los constantes cuidados físico y psicológico que la señora Elsa requería’.

A Jorge le detectaron una hernia inguinal, la cual con el paso del tiempo, le provocó una curvatura en su espalda, la que alcanzó un ángulo de casi noventa grados. Pedro Rodríguez (57), vecino de la pareja, lo veía salir a junto a su mujer a tomar sol, moviendo con dificultad la silla de ruedas que la transportaba.

La frustración de Jorge aumentó con el tiempo y las conversaciones sobre un suicidio acordado se volvieron recurrentes. ‘Del día uno que yo los conocí, el ‘Tata’ manifestó las ganas de suicidarse. Él decía que ya eran un estorbo’, comenta Marcela, quien una vez encontró las dos pistolas que Olivares mantenía inscritas en una de las habitaciones de su propiedad.

El adiós

A las 16:40 del sábado 21 de julio, Alan regresó a la vivienda ubicada en Teniente Mery tras visitar a su madre. Apenas entró a la habitación de Jorge y Elsa, se percató de la sangre que cubría el lugar.

Alan dio aviso a Marcela. La cuidadora subió a su auto junto a una de sus hijas. Al llegar se encontró con dos ambulancias del SAMU y patrullas de Carabineros. ‘Nunca pensé que había sido un balazo, la estaban asistiendo, entubando y llegan los carabineros corriendo y dicen que un proyectil entró por la frente de Elsa’, cuenta Marcela.

En su declaración a los medios, la capitana Carla Gattavara, de la 49 Comisaría de Quilicura, puntualizó que no existía registro de denuncias de violencia intrafamiliar. ‘Ambos sí, mantenían enfermedades terminales’ sostuvo Gattavara, poniendo dudas sobre la posibilidad de un femicidio frustrado, como se había presentado el caso en un comienzo.

Al llegar a la casa de la pareja, Marcela preguntó ‘¿Dónde está el Tata?’. Elsa se encontraba acostada en su cama, mientras que Jorge yacía entre los lechos de ambos, a pocos centímetros de su esposa. Marcela vio todo con su hija. Hasta hoy, cree que el ‘Tata’ decidió terminar con la soledad de ambos.

Cenizas

La posibilidad de que Jorge se haya despedido mediante un escrito es alta. ‘El Tata siempre escribía, todos los días se sentaba en un cuarto oficina a rellenar cuadernos, una especie de diarios de vida. Yo misma le regalé un cuaderno para anotar todas las cosas’, señala Marcela.

Tras el accidente, los cuerpos de Elsa Ayala y Jorge Olivares fueron llevados al Servicio Médico Legal, quien se encargó de los peritajes y en donde se mantienen hasta ahora. El OS9 de Carabineros continúa el desarrollo de la investigación, mientras que la Fiscalía Centro Norte está a la espera de esos informes para dar cierre al caso y autorizar la entrega de los cuerpos.

Elsa y Jorge manifestaron en vida su voluntad de ser cremados. Mañana sábado a las 16:00 hrs. se realizará una velatón simbólica organizada por sus vecinos.

—Esa es la historia de dos abuelos de Conchalí, que nunca nadie vio—, reflexiona hoy Marcela, casi una semana después de la muerte de una pareja que prefirió la muerte a separarse.

Link de noticia

Posted in The Clinic | Leave a comment

El sentido mensaje de Milton Millas para los diputados que deben decidir sobre la eutanasia

28/7/18

‘Los dolores del cáncer son bestiales’, asegura el periodista deportivo que superó la enfermedad

Este 31 de julio, por primera vez, la comisión de Salud de la Cámara de Diputados discutirá y votará sobre el proyecto que establece la legalidad de la eutanasia.
En 2016, Milton Millas, conocido ex periodista de Radio Agricultura, se enteró de una noticia que lo marcó: ‘Me detectaron un cáncer de próstata. Ya lo superé en 90%, aunque sigo en tratamiento’, cuenta con tranquilidad desde Zurich, Alemania, donde está de vacaciones junto con su esposa, Solange Santibáñez. Millas está a favor de la eutanasia y ha seguido de cerca el debate sobre el tema en Chile. ‘Con el cáncer, reconfirmé mi opinión’, agrega el periodista deportivo quien, luego de recibir la noticia, comenzó un proceso introspectivo: ‘Cuando te toca a ti, cuando te diagnostican un cáncer que puede ser terminal, empiezas a ver todas las aristas’, reflexiona.

-¿Cómo se vive la enfermedad desde dentro? –
Mira, antes de someterme al tratamiento, conversando con los doctores y visitando muchas clínicas, vi que hay personas conectadas a un respirador, sin ser visitadas por sus familias, con cáncer terminal y sufriendo permanentemente. Con convicción, el profesional plantea lo siguiente: ‘¿Cómo es posible que decidamos por la vida de un niño en gestación y una persona, en su sano juicio, no pueda decidir por su propio destino?’.

-¿Por qué acepta la eutanasia? –
Los dolores del cáncer son bestiales. Tú me puedes decir que hay analgésicos y sí, pero no están al alcance de todas las personas. No todos se van a someter a un tratamiento largo y costoso, algunos no quieren y otros no pueden.

-¿Las enfermedades terminales segregan a las personas de menores ingresos? –
Sí. Nosotros somos privilegiados, tenemos clínicas, pero hay personas que tienen que viajar de Chuchunco para llegar a un hospital, esperar meses para ser atendidos y, si quedan hospitalizados, cuando los parientes no pueden ir a visitarlos por temas laborales, quedan sufriendo. Esto es un tema mayor. El ex locutor radial, según sus propias palabras, hoy disfruta de su vida como si cada día fuese el último. Si bien está de viaje, pues se ha tomado un año sabático, sabe bien que el próximo 31 de julio comienza la discusión parlamentaria sobre la eutanasia. ‘Yo les diría a los parlamentarios que piensen, un minutito, en las personas que en ese momento están sufriendo. Que están en los hospitales, mal atendidas, porque en los hospitales no a todos los pueden atender bien, no alcanzan los recursos.

Personas que están con un dolor permanente, que no tienen posibilidad de sobrevida. Con que haya una persona que esté en esa situación y que pida la eutanasia, esa solicitud, para mí, vale los votos de todos los demás’, asegura. Por primera vez Este 31 de julio, la comisión de Salud de la Cámara de Diputados discutirá y votará, por primera vez, el proyecto de ley que establece la legalidad de la eutanasia en nuestro país. La iniciativa es liderada por el diputado del Frente Amplio Vlado Mirosevic, apoyado por algunos parlamentarios de Renovación Nacional. El diputado detalla que el proyecto de ley contempla la aplicación del método ‘solo a personas mayores de edad, en el buen uso de sus facultades mentales y con la opinión del médico tratante, más un externo’.

Asimismo, considera solo las causales de enfermedad terminal o una que produzca dolor insoportable. La propuesta considera, además, que la forma de aplicar eutanasia será en razón del método capaz de producir el menor sufrimiento posible en el paciente, según la tecnología disponible: ‘Lo más lógico, por ahora, sería una inyección letal’, dice Mirosevic. De resultar victoriosa la votación en esta primera instancia, continuaría un proceso que el parlamentario estima se extienda por alrededor de seis meses. Si Valparaíso arroja humo blanco, Chile contaría con lo que él cataloga como: ‘Un derecho que debe ser garantizado para todos’, pudiendo acceder al procedimiento en hospitales públicos y clínicas privadas.

Link de noticia

Posted in Lun, Política | Tagged | Leave a comment

La medicina integrativa gana terreno en Chile para manejar síntomas del cáncer El Mercurio

Tendencia busca entregar apoyo emocional al paciente para que enfrente mejor su tratamiento.
En poco más de un año, Soledad Barrera se sometió a una cirugía para extirpar un tumor y luego a 17 quimios y 35 radioterapias. Desde el diagnóstico, su vida comenzó a girar en torno al cáncer. Pero seis meses después de partir en este camino, inició sesiones de terapia depurativa y terapia de flor estilo Okada, dos de las terapias complementarias que ofrece a sus pacientes la Unidad de Medicina Integrativa de la Fundación Arturo López Pérez (FALP), además de reiki, yoga y pilates.

‘Sales otra persona. Te reenfocas, empiezas a ver cosas en ti que no son la enfermedad. Realmente hace bien para el alma. Yo, que vivía a full, aprendí con ellas a vivir el momento’, dice Soledad.

Integrar terapias complementarias al tratamiento oncológico convencional es una tendencia que se inició hace dos décadas en países de Europa y Norteamérica y que en Chile ha ganado terreno en hospitales y clínicas en los últimos años.

‘Existe evidencia científica que avala sus beneficios, los que ocurren principalmente a nivel psicológico, emocional y espiritual. Esto ayuda al paciente a tener más tolerancia y mejor adaptación al tratamiento oncológico convencional’, explica el doctor Yuri Moscoso, jefe de la unidad de la FALP.

‘Quien piense que las medicinas complementarias pueden curar el cáncer está equivocado, pero en los últimos cinco años ha habido un aumento exponencial de estudios en revistas médicas que muestran otros beneficios en pacientes oncológicos’, añade el doctor Rodrigo Fonseca, médico internista y acupunturista de la Unidad de Medicina Integrativa Oncológica del Instituto Nacional del Cáncer (Incancer), donde ofrecen acupuntura, yoga, arteterapia y mindfulness a sus pacientes.

Entre otros beneficios, la Asociación Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) destaca —en su página web— alivio del dolor, reducción de náuseas y vómitos asociados a quimioterapia y de síntomas como bochornos y sequedad de la boca; mayor bienestar físico y anímico, menos fatiga, problemas de sueño e inflamación y mejor manejo del dolor crónico.

Parte de esta evidencia llevó a que, en junio, la ASCO diera su respaldo oficial al uso de terapias integrativas como yoga, meditación, acupuntura y masoterapia para el manejo de síntomas y efectos adversos del tratamiento convencional del cáncer de mama.

Más allá de lo biológico En el Incancer, dice Fonseca ‘las principales derivaciones son para el manejo del dolor y para quienes reciben terapia hormonal por cáncer de mama, donde lo pasan mal con síntomas como bochornos, calambres y otros. Los pacientes dicen sentirse acompañados y que no son mirados solo a nivel biológico, sino también en su dimensión espiritual y emocional’.

Para Soledad Barrera acceder a las terapias complementarias en el mismo centro oncológico es ideal: ‘Uno no tiene fuerza ni ánimo para buscar afuera. A mí no se me habría ocurrido’.

Moscoso sugiere que si un paciente está recurriendo a cualquier terapia complementaria o consumiendo productos no convencionales para el cáncer, lo comparta con su oncólogo, para recibir orientación en caso de que su efecto no esté probado o pueda interferir con las terapias que está recibiendo.

Ver noticia en el sitio web del medio

 

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Atención a los síntomas del sarcoma de huesos

Cierto tipo de dolores óseos son característicos de este cáncer. Un diagnóstico oportuno es clave.
Un sarcoma óseo, como se llama a un cáncer que se origina en los huesos, es una enfermedad poco frecuente. Si bien existen distintos tipos de sarcomas de huesos –siendo el más común el osteosarcoma–, en todos las señales son muy parecidas y afectan generalmente a ‘huesos largos de las extremidades o columna, cadera, rodilla u hombros, por ejemplo’, como describe el Dr. Gabriel García Huidobro, traumatólogo del Instituto Oncológico FALP.

‘El 99% de los pacientes tiene dolor, que es distinto de los dolores musculares que uno pudiera sufrir. Es un dolor constante, sordo, que no pasa con medicamentos ni con reposo, generalmente de predominio nocturno y que es progresivo, va empeorando. A ese tipo de dolores hay que poner atención’, describe el Dr. García Huidobro. Otras señales son aumento de volumen en alguna extremidad, que puede ocurrir si es que el cáncer ha avanzado. ‘Y si la lesión es muy agresiva, algunos pacientes debutan con fractura, que es la tercera forma de presentación’, afirma.

¿Por qué es importante conocer estos síntomas? El Dr. García Huidobro explica que, al ser una patología poco común, pueden generarse confusiones que retrasen el diagnóstico e inicio del tratamiento: ‘Los doctores sin especialización oncológica no sospechan de un sarcoma. Se puede pensar en un esguince, lumbago o dolor muscular. Incluso se cometen errores en el tratamiento, como que algún traumatólogo ponga una placa o tornillo para solucionar una fractura, cuando lo que se necesita primero es quimioterapia. Eso no es poco frecuente, y es un desastre del punto de vista oncológico’.

Pero es posible llegar a tiempo, dice el especialista. ‘Si la persona está atenta a los síntomas y tiene la suerte de que su traumatólogo sospecha y la deriva a un centro como el nuestro, que tiene experiencia, se le puede tratar en una etapa en que no hay diseminación y con una intención curativa. Generalmente decimos que todo dolor persistente referido a un segmento del esqueleto es un tumor óseo hasta demostrar lo contrario. No porque sea frecuente, sino porque es muy grave si se te pasa’, concluye.

EL FACTOR EDAD

Más común que los sarcomas de huesos son los tumores óseos que corresponden a metástasis de algún cáncer primario de otro órgano, por lo que serían carcinomas. En ese sentido, la sospecha de que se pueda tratar de un sarcoma está muy orientada por la edad del paciente, ya que esta patología suele afectar a personas jóvenes. ‘Si uno ve un tumor óseo sin conocer más antecedentes, lo más probable, por estadística, es que sea una metástasis. Pero voy a sospechar de esto último en alguien de 70 años. Si hay un paciente de 15, 20 o 25 años con un tumor óseo, lo más probable es que sea un sarcoma; luego hay un segundo peak como a los 60, pero mucho menor’, comenta el Dr. García Huidobro.

Ver noticia en sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Los beneficios de recibir una evaluación oncogeriátrica

Dado que la tercera edad es una población muy heterogénea, se deben considerar distintos aspectos de cada paciente para ofrecerle el mejor tratamiento posible.
Según cifras del Censo de 2017, las personas de 65 años y más en Chile corresponden al 11,4% del total de la población, prácticamente el doble que hace 25 años. Este envejecimiento del país es uno de los factores que inciden en que el cáncer se encamine a ser la primera causa de muerte en Chile en 2020, como pronostican los especialistas, dado que la edad es uno de los factores de riesgo asociados al desarrollo de esta enfermedad.

En este escenario, el desafío no está solamente dado por el aumento de pacientes oncológicos, sino que además porque la tercera edad representa un grupo diverso de personas. Así, los tratamientos deben tomar en cuenta las condiciones particulares de cada individuo, como hace notar el equipo de Oncogeriatría del Instituto Oncológico FALP, encargado de realizar esta evaluación.

‘La población mayor de 60 años es muy heterogénea, entonces podemos encontrar un paciente con cáncer de colon de 75 años que es activo, funcionalmente independiente, hace ejercicio y maneja su plata; y otro de la misma edad y con el mismo cáncer, pero completamente dependiente de terceros, que está postrado en una cama y tiene múltiples enfermedades’, afirma el Dr. Rubén Soto. ‘Nuestro pilar fundamental es una herramienta llamada Valoración Geriátrica Integral (VGI), que no sólo incluye aspectos biomédicos clásicos –como las enfermedades del paciente, los remedios que toma, sus alergias–, sino que también otros propios de la persona mayor y que pueden repercutir en su desempeño posterior: cómo está su funcionalidad, la cognición, el sueño, el ánimo o el apetito, si hay caídas, si ocupa algún tipo de apoyo sensorial o prótesis… En base a eso, uno se hace una idea mucho más completa de en qué situación está esa persona’, agrega el geriatra.

La Dra. Rocío Quilodrán comenta cómo este análisis oncogeriátrico integral ayuda a establecer tanto riesgos asociados como beneficios del tratamiento en cada caso: ‘La VGI nos permite distinguir la población frágil de la robusta, y decir que un paciente tiene mayor posibilidad que otro de hacer toxicidad por quimioterapia, tener una estadía hospitalaria prolongada o una complicación en la cirugía. Pacientes con la misma enfermedad e igual de avanzada van a responder distinto a una misma terapia. Hagamos entonces propuestas de tratamiento que sean acordes a su capacidad física, su medio social, sus patologías, su cognición, su familia’.

Conocer los diferentes aspectos que conforman la realidad de una persona da la información necesaria a los geriatras para hacer comentarios y sugerencias a los médicos tratantes. ‘Podemos decirles que un paciente no tiene ningún problema para enfrentar el tratamiento propuesto, pero que para otro no es lo mejor, ya sea porque no tiene quién lo cuide, sufre una demencia o presenta secuelas de otras enfermedades. O preguntar por alternativas, quizás la misma quimioterapia, pero en dosis reducidas. O ver si hay tiempo para acondicionar al paciente antes de ir a cirugía para minimizar los riesgos y hacer un plan de intervención, y acompañarlo en el proceso de operarse. Después programamos un control post alta’, cuenta la especialista.

CULTURA DEL VIEJISMO

El diagnóstico oportuno es clave en el pronóstico de un cáncer. ‘Los mayores de 65 años tienen un aumento de 11 veces en la incidencia de cáncer, y de 16 veces en la mortalidad, con respecto a los menores de esa edad’, afirman los geriatras de FALP, y plantean que muchas veces la enfermedad se detecta tarde sólo porque los síntomas se asumieron como condiciones obvias de la vejez.

‘A la edad se le atribuyen todos los males. Existe una cultura del viejismo, en que se cree que las personas, por ser mayores, tienen que ser sordas, sufrir incontinencia, problemas de memoria o para dormir, tener caídas frecuentes. Cosas que hemos asimilado como propias del envejecer y que no son tales. Eso lleva a la gente a no consultar. Nuestra recomendación es que sobre los 60 años las personas tengan un control regular, ya sea preventivo o de tratamiento con geriatría. Se debe evaluar e interrogar al paciente en forma dirigida para discriminar si sus síntomas son propios del envejecimiento o de otra enfermedad, como un cáncer. Una persona mayor que presente cualquier síntoma que afecte su calidad de vida debiera consultar con un geriatra’, plantea el Dr. Soto.

Desmitificando las condiciones en que se encuentra la tercera edad, la geriatra Rocío Quilodrán agrega que ‘la mayoría es autovalente. Según el Estudio Nacional de la Dependencia en las Personas Mayores, menos del 30% de ese grupo es dependiente para algo; es decir, el 70% hace todo solo. Es una población en la que no podemos normalizar que se sientan mal, ya que con las expectativas de vida tan altas que tenemos, hoy pueden vivir 20 o 25 años más. Muchas veces uno pregunta a la familia y te dicen que el paciente hace 5 años empezó a bajar de peso, no quería comer, se quejaba de un dolor. Y no se considera que, si algo no le dolió los 60 años previos, por qué le duele ahora. Hay que estar más atentos a los síntomas que incomodan a los adultos mayores, para un diagnóstico precoz, dar una mayor chance de enfrentar una terapia en mejor estado y cambiar el pronóstico’.

11,4% de la población chilena tiene 65 años o más. En 1992 era el 6,6% (Fuente: Censo 2017).

1 de cada 5 adultos mayores de 65 años trabaja. (Fuente: Censo 2017).

24% tiene dependencia en algún grado. (Fuente: Estudio Nacional de la Dependencia en las Personas Mayores).

24 años aumentó la esperanza de vida entre 1950 y 2015. (Fuente: Compendio Estadístico INE 2017).

21,6% de la población tendrá 65 años o más en 2050. (Fuente: Compendio Estadístico INE 2017).

LA BOLSA DE REMEDIOS

Según explica la Dra. Rocío Quilodrán, al evaluar a los pacientes muchas veces se encuentra con que vienen consumiendo remedios que no deberían tomar. ‘Quedan usando de manera permanente medicamentos que un doctor les indicó en forma transitoria. Siempre les decirnos ‘tráigame la bolsa de medicamentos’ y empezamos a preguntar por qué los toman. Te dicen que ya no se acuerdan o que se los dieron hace tiempo, la vecina lo recomendó, la hija lo tomaba, al marido le hizo bien… Y cuando se ordenan, uno ve que sólo por polifarmacia el paciente se siente mal. Al tomar más de 8 compuestos la posibilidad de que no haya interacción es nula’. También, relata, con los adultos mayores es frecuente que se genere lo que llama ‘cascada de la prescripción’, que tiene mayores posibilidades de ocurrir cuando el paciente no es evaluado de manera integral: ‘Por ejemplo, consulta por un dolor, entonces le recetan algo para el dolor, pero que le causa náuseas; luego le dan algo para las náuseas, pero que le provoca temblores, entonces otro doctor le dice que tiene Parkinson. Al final lo que ahí hubo fue una cascada de prescripciones inadecuadas por irse enfocando en síntomas aislados’.

“A la edad se le atribuyen todos los males. Cosas que hemos asimilado como propias del envejecer y que no son tales’.

Ver noticia en sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

La medicina integrativa gana terreno en Chile para manejar síntomas del cáncer

27/7/18

Centros oncológicos han implementado unidades que ofrecen desde acupuntura hasta reiki:

Tendencia busca entregar apoyo emocional al paciente para que enfrente mejor su tratamiento.
En poco más de un año, Soledad Barrera se sometió a una cirugía para extirpar un tumor y luego a 17 quimios y 35 radioterapias. Desde el diagnóstico, su vida comenzó a girar en torno al cáncer. Pero seis meses después de partir en este camino, inició sesiones de terapia depurativa y terapia de flor estilo Okada, dos de las terapias complementarias que ofrece a sus pacientes la Unidad de Medicina Integrativa de la Fundación Arturo López Pérez (FALP), además de reiki, yoga y pilates.

‘Sales otra persona. Te reenfocas, empiezas a ver cosas en ti que no son la enfermedad. Realmente hace bien para el alma. Yo, que vivía a full, aprendí con ellas a vivir el momento’, dice Soledad.

Integrar terapias complementarias al tratamiento oncológico convencional es una tendencia que se inició hace dos décadas en países de Europa y Norteamérica y que en Chile ha ganado terreno en hospitales y clínicas en los últimos años.

‘Existe evidencia científica que avala sus beneficios, los que ocurren principalmente a nivel psicológico, emocional y espiritual. Esto ayuda al paciente a tener más tolerancia y mejor adaptación al tratamiento oncológico convencional’, explica el doctor Yuri Moscoso, jefe de la unidad de la FALP.

‘Quien piense que las medicinas complementarias pueden curar el cáncer está equivocado, pero en los últimos cinco años ha habido un aumento exponencial de estudios en revistas médicas que muestran otros beneficios en pacientes oncológicos’, añade el doctor Rodrigo Fonseca, médico internista y acupunturista de la Unidad de Medicina Integrativa Oncológica del Instituto Nacional del Cáncer (Incancer), donde ofrecen acupuntura, yoga, arteterapia y mindfulness a sus pacientes.

Entre otros beneficios, la Asociación Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) destaca —en su página web— alivio del dolor, reducción de náuseas y vómitos asociados a quimioterapia y de síntomas como bochornos y sequedad de la boca; mayor bienestar físico y anímico, menos fatiga, problemas de sueño e inflamación y mejor manejo del dolor crónico.

Parte de esta evidencia llevó a que, en junio, la ASCO diera su respaldo oficial al uso de terapias integrativas como yoga, meditación, acupuntura y masoterapia para el manejo de síntomas y efectos adversos del tratamiento convencional del cáncer de mama.

Más allá de lo biológico En el Incancer, dice Fonseca ‘las principales derivaciones son para el manejo del dolor y para quienes reciben terapia hormonal por cáncer de mama, donde lo pasan mal con síntomas como bochornos, calambres y otros. Los pacientes dicen sentirse acompañados y que no son mirados solo a nivel biológico, sino también en su dimensión espiritual y emocional’.

Para Soledad Barrera acceder a las terapias complementarias en el mismo centro oncológico es ideal: ‘Uno no tiene fuerza ni ánimo para buscar afuera. A mí no se me habría ocurrido’.

Moscoso sugiere que si un paciente está recurriendo a cualquier terapia complementaria o consumiendo productos no convencionales para el cáncer, lo comparta con su oncólogo, para recibir orientación en caso de que su efecto no esté probado o pueda interferir con las terapias que está recibiendo.

Link de noticia

Posted in Ciencia y Tecnología, El Mercurio | Tagged | Leave a comment

El cabo Rojas clama por su salud: “Me están dejando morir”

27/7/18

El mecánico eléctrico de la Arma- da acusa que la institución no está haciendo todo lo necesario para tratar el cáncer que lo aqueja y lo tiene al borde de la muerte.
Un desesperado llamado de auxilio realizó por redes sociales un joven cabo segundo de la Armada, aquejado de un complicado cáncer que lo mantiene internado en el Hospital Almirante Neff, en Viña del Mar.

A través de sus cuentas de internet, Davinson Rojas, de 28 años, relató que de sus 10 años en la Armada los últimos seis años había cumplido funciones en la Fragata Prat como mecánico eléctrico, por lo cual, a su juicio, se vio expuesto a la radioactividad asociada a la atención del radar de la embarcación.

“En dos oportunidades se me ha diagnosticado fallidamente en el Hospital Naval, lo que agravó mi condición. Al momento tengo un cáncer con quince nódulos en cada pulmón y una metástasis que viene de mi muslo izquierdo de tamaño importante, la que llegó ahora a mi cerebro”, explicó.

En su relato aseguró que “la Armada de Chile no ha querido realizar una costosa operación que podría salvarme la vida, sólo por los costos”.

Debido a la gravedad de su condición, se hace necesaria una cirugía no invasiva denominada Gamma Knife, que tiene un valor cercano a los $7.500.000, que sólo puede realizarse en el Hospital Militar en Santiago.

“Por ahora sólo pido auxilio porque me están dejando morir acá, si bien estoy hospitalizado, por ahora no se me ha hecho nada”, acusó desde su cama de la torre de hospitalización.

Recurso. Desde la Armada, el director del Hospital Naval Capitán de Navío Boris Sánchez Manríquez, explicó que el paciente no ha estado abandonado, “La Armada de Chile es una institución solidaria, acompañamos a quien lo necesite de manera activa o en retiro”.

“Hubo una reunión de un comité de especialistas, se trató el caso clínico del paciente, se sacaron algunas conclusiones que en esté momento tiene el médico tratante y que se la está informado al paciente y a su familia”, agregó el doctor.

La institución informó a través de un comunicado que “queremos resaltar que a Davinson nunca se le ha negado el tratamiento ni menos descontinuado la medicación. Siempre ha estado acompañado por el personal de nuestro hospital, brindándole el apoyo necesario, tanto médico como emocional para enfrentar la compleja situación que está viviendo él junto a su familia. El tratamiento que se le ha brindado y ofrecido ha sido el acorde a su condición médica”.

Pese a ello, Davinson asegura que durante el 2018 un documento entregado a su madre aseguraba que la Armada no se haría responsable del tratamiento por no formar parte de las prestaciones del lugar.

Desesperado por una atención medica digna, en la Corte de Apelaciones de Valparaíso fue presentado un recurso de protección para exigir que la institución responda por su atención.

El abogado de Rojas ingresó un recurso de protección en contra de la Armada en donde solicitó que se le obligue a la institución el pago del tratamiento del funcionario.

CIFRA
28 AÑOS tiene el cabo. Considera que su trabajo con elementos radioactivos lo perjudicó.

15 NÓDULOS tiene el joven en cada pulmón y metástasis en el cerebro. Su pronóstico es sombrío.

SITUACIÓN DESESPERADA
“Tengo un cáncer con quince nódulos en cada pulmón y una metástasis que viene de mi muslo izquierdo de Liman° importante, la que llegó ahora ami cerebro':
DAVINSON ROJAS, mecánico naval.

Link de noticia

Posted in Crónica, La Cuarta | Tagged | Leave a comment

APOYO SOLIDARIO: Voluntarias celebraron aniversario

27/7/18

Con una misa y un posterior cóctel distendido, en homenaje a la actividad de apoyo que realizan las voluntarias, se realizó la celebración de los 3 5 años de la Corporación del Cáncer.

En la actividad las amigas compartieron historias sobre su paso por esta organización y las proyecciones que tienen en su labor solidaria y de cooperación con las personas que padecen esta enfermedad.

Link de noticia

Posted in El Sur | Tagged | Leave a comment

Por qué Chile es referente en acceso a la salud

La revista médica The Lancet ubicó a Chile, por segundo año consecutivo, como uno de los 50 países con mejores resultados en acceso y calidad. Pese a ser líder en la región, aún hay desafíos qué superar para llegar a tener un sistema público de salud mucho más robusto.
Las tasas de mortalidad de 32 enfermedades consideradas como prevenibles y evitables, estudiadas en 195 países, volvieron a darle a Chile la mejor evaluación de la región en acceso a la salud. Así lo revela un extenso estudio publicado en mayo pasado en la revista médica británica The Lancet, que por segundo año consecutivo ubica al país en el lugar 49 al valorar la calidad del sistema, siendo superado en todo el continente americano sólo por Canadá, en el puesto 14; Estados Unidos, en el 29; y Puerto Rico, en el 38.

Para eso, más de 100 investigadores, con financiamiento de la Bill & Melinda Gates Foundation, aplicaron el Índice de Calidad y Acceso a la Salud (HAQ por sus siglas en inglés) para cada una de esas patologías, desde enfermedades como la difteria -que se creía erradicada pero que ha vuelto a aparecer en el continente- hasta tumores de lento avance como el cáncer de piel tipo no melanoma. Respecto a la metodología utilizada, Annabella Arredondo, académica de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello y especialista en salud pública, explica que los investigadores establecieron una escala que va de 0 a 100, o de pésima a adecuada atención. Para aislar mejor los efectos potenciales de acceso y calidad de los patrones subyacentes de conductas de riesgo, señala Arredondo, estandarizaron las enfermedades por riesgo de muertes y causas específicas.

Y cuando se trató de cánceres, apoyándose en los datos expandidos del Global Burden of Disease (GBD 2016), usaron razones de mortalidad por incidencia, en lugar de tasas de mortalidad estandarizadas por riesgo para proveer una mayor señal de los efectos de acceso y sobrevida. Islandia está en el primer lugar y el top 5 lo completan otros países europeos. Esta vez, Chile registró una puntuación general de 78 en la escala y sumó dos puntos respecto al año anterior. La respuesta está en la positiva evolución del acceso y tratamiento de algunas enfermedades, a pesar de que otras bajaran su puntaje (ver tabla).

La subdirectora del Centro de Estudios Avanzados de Enfermedades Crónicas (ACCDIS), Catterina Ferreccio, explica que, en general, el estudio demuestra que el sistema local es de alta cobertura. O que la gente puede llegar al hospital. Además, la especialista destaca el avance que ha tenido el país en el ranking, si se compara con las cifras de 1990, cuando el HAQ era de 58,8. Est0 se debe al desarrollo de la población y a la infraestructura hospitalaria, a que la gente tiene acceso a vehículos y a mejores carreteras, sumado al interés de los gobiernos por reducir la brecha en tecnología en salud, señala.

El salto que tuvo el cáncer testicular, de 19 a 71, es quizás el ítem a mirar con mayor atención y expectativa hacia el futuro, considera Ferreccio, debido a su incidencia. ‘Puede ser mayor a la que ellos estimaron y esto aumenta la mortalidad, aún si tienes buen acceso a cuidado médico’, sostiene.

Desde la inclusión de algunos cánceres en el régimen de Garantías Explícitas en Salud (GES), los pacientes de menores ingresos han logrado tener un acceso más oportuno a tratamiento, recuerda la especialista. A pesar de eso, las listas de espera todavía son un dolor de cabeza. Pero en el caso del cáncer testicular, al menos hasta el año pasado era mucho menor al de otros tumores, detalla un informe que la Subsecretaría de Redes Asistenciales presentó entonces al Congreso. En el sector público, de las 11.622 garantías de oportunidad GES que estaban retrasadas al 31 de mayo de 2017, ese tipo de cáncer fue de los que registró menos retrasos: apenas 1,4%, frente al cervicouterino (44%) o el de mama (16%).

CUANDO EL ACCESO ES MENOR

El hecho de que el cáncer de piel tipo no melanoma tenga un puntaje tan bajo también responde a la incidencia, explica la subdirectora de ACCDIS, y añade que el escenario podría mejorar con alerta y prevención. ‘En Chile, ese cáncer está asociado al arsénico. La cifra no quiere decir que tengamos un problema de acceso sino de mayor enfermedad, sobre todo en lugares remotos, donde la gente llega tarde a la consulta’, sostiene.

La jefa del Departamento de Manejo Integral de Cáncer del Ministerio de Salud (Minsal), María Inés Romero, tiene otra explicación: la exposición directa a radiación solar. Sin embargo, comparte la visión de Ferreccio sobre lo que hay que hacer para corregirlo, potenciando la prevención, sobre todo en sectores donde la exposición al sol es una condición laboral que no se puede negociar.

A pesar de que el estudio muestra que la leucemia bajó su puntaje de 54 a 40, la vocera del Minsal explica que el escenario es más complejo de abordar, pues no existe un único tipo y todos tienen pronósticos diferentes según la edad. Lo ejemplifica con cifras oficiales: la leucemia linfoblástica aguda (LLA) en menores de 15 años ha mejorado su pronóstico desde la implementación del Programa Infantil Nacional de Drogas Antineoplásicas (PINDA) en 1988, ‘aumentando la sobrevida desde 39% a 80% y hasta 90% en las leucemias de bajo riesgo’. Para Ferreccio, el bajo puntaje sólo es una muestra de que la enfermedad crece a alta velocidad. ‘Entonces la cobertura es insuficiente’, asegura. Opinión similar tiene la Dra. Berta Cerda, directora subrogante del Instituto Nacional del Cáncer (INC), quien señala que aún con acceso garantizado por GES, no se logra dar acceso al 100% de los casos por falta de especialistas.

MAMA Y DIABETES

Este año, el cáncer de mama fue incluido en el estudio, a diferencia de ediciones anteriores, con un puntaje de 75, mucho mayor a otros tumores. Pese a eso, el escenario local tiene matices que a futuro esperan aclarar, dice Romero. Datos de la División de Atención Primaria (DIVAP) señalan que la cobertura nacional de mamografía alcanzó apenas 36% en 2017.

Las brechas que explican esta baja cobertura están relacionadas a que la prestación sólo es gratis una vez en la vida de la mujer, a los 50 años. ‘No ha sido posible incrementar la cobertura por insuficiencia de equipamiento de mamógrafos en Atención Primaria de Salud (APS), pero se corregirá en años próximos, a fin de aumentarla a un 80%’, explica Romero.

La incorporación de medicamentos como el Pertuzumab a la Ley Ricarte Soto o al GES es otra de las batallas en desarrollo para aumentar el acceso a tratamiento y derribar algunas barreras económicas, que a pesar de no estar consideradas en la metodología del estudio de The Lancet, también son cruciales. ‘Estamos en conversaciones con el gobierno para tomar una decisión lo antes posible’, aseguró Ximena Ahumada, directora médica de Roche Pharma, durante el Roche Press Day, celebrado a inicios de mes en Colombia.

La diabetes, incorporada como problema AUGE en 2005, fue una de las enfermedades que este año mejoraron, pasando de 83 a 88. ‘El buen resultado se debe a la alta cobertura de acceso que se da en la atención primaria’, señala la académica de la U. Andrés Bello. En este caso también influye que la bomba de insulina esté en la ley Ricarte Soto desde 2016, explica Giselle Tutor, Sr. Manager de Acceso al Mercado y Asuntos Corporativos de Medtronic en el Pacífico Sur, compañía proveedora del Estado en esta terapia para la diabetes tipo 1. El avance, dice Tutor, se da porque ‘un paciente que está compensado y bien controlado, no requiere hospitalizaciones de emergencia o visitar con tanta frecuencia un centro de salud, lo que es muy positivo tanto para él como para el sistema’.

DESAFÍOS

Los retos para seguir avanzando no son menores, pese a que Chile es hoy referencia en la región en estos temas, con un modelo de atención oncológico en el sistema público que es el recomendado por la Organización Mundial de la Salud, recuerda la Dra. Cerda, del INC. La especialista advierte que es necesario contar con suficientes mamógrafos en APS, y a nivel secundario, habilitar nuevas unidades de quimioterapia, de trasplante de células madres y centros de radioterapia, además de renovar equipamiento de imagenología. Mientras que para Ferreccio, de ACCDIS, la solución para disminuir las tasas de mortalidad en los cánceres más críticos no está en más inversión en infraestructura hospitalaria sino en poner el foco en la prevención, con políticas públicas efectivas.

Las características geográficas del país también son factores a tomar en cuenta para descentralizar la atención, dice la ejecutiva de Medtronic, algo que hoy puede darse de manera ‘más fácil’ gracias a los esquemas de telemedicina y monitoreo remoto. No obstante, esto requiere mayor profundidad en su ejecución, considera Martín Kozak, Country Manager de InterSystems: ‘Esta tarea no es responsabilidad de un único actor. Necesita del trabajo del sector privado y del Estado’, señala el ejecutivo de esta compañía que actualmente participa en mesas de trabajo, junto a otros actores, para ampliar la implementación de herramientas tecnológicas en el sistema de salud, en el corto plazo, lo que mejoraría el acceso a algunos tratamientos.

US$1915 PER CÁPITA GASTÓ CHILE EN SALUD EN 2017, SIENDO EL CUARTO PAÍS DE LA OCDE CON MENOR GASTO EN ESE ÍTEM

La ausencia del cáncer gástrico en el estudio

El cáncer de estómago se mantiene como la principal causa de muerte por cáncer en hombres chilenos, mientras que para las mujeres representa la cuarta. La probabilidad de padecerlo es mayor en quienes son portadores de la bacteria Helicobacter pylori. Más de 3.200 personas mueren al año en el país a causa de este tumor que no aparece en el ranking. La incidencia del gástrico prevalece en todas las regiones del país, menos en la Metropolitana, junto al de pulmón, que tampoco está considerado en el estudio de The Lancet y que representa la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres y la tercera en hombres, según estadísticas de Minsal.

‘Lo que ocurre es que todos los programas y las políticas han estado orientados a tratar este tipo de enfermedades y no a prevenirlas. Ahí hay que hacer un cambio urgente’, advierte la sudirectora del ACCDIS.

Los pasos que la región debe seguir para garantizar un mayor acceso

Latinoamérica tiene un reto importante para cumplir con los objetivos de desarrollo sustentables (ODS) de Naciones Unidas para 2030: acabar con la desigualdad en el acceso a la salud. Así lo destacó Juan Pablo Toro, consultor de salud del Banco Mundial, durante el Roche Press Day celebrado en Cali a principios de mes y cuyo foco estuvo en debatir precisamente sobre acceso a cuidados y tratamientos médicos.

Toro explicó que en la región, tanto los programas de detección como los medicamentos innovadores no son accesibles para todos, lo que lleva a un escenario en que las enfermedades se detectan tarde, con tasas de mortalidad que van en constante aumento. A eso sumó los fenómenos migratorios del último tiempo, que pueden incidir en que las enfermedades se expandan fácilmente. Puso como ejemplo el caso de la migración venezolana, notable en muchos países de Latinoamérica. ‘En el caso de Chile, sabemos que una de las razones por las que los venezolanos lo escogen como destino es porque el sistema de salud es robusto, algo que no tienen en su país’, sostuvo. En general, advirtió que específicamente este caso debe ser ‘muy bien evaluado’ a nivel sanitario en cada país, para saber cómo responder. Y lo dijo pensando en enfermedades como la malaria o el sarampión, que se suponían erradicadas y de las que hay registro reciente en el país caribeño.

INVERTIR MÁS EN SALUD

A juicio de Toro, las autoridades regionales no han sido conscientes de la necesidad de invertir en salud. Chile, pese a que incrementó su gasto per cápita en este ítem desde US$1.892 en 2016 a US$1.915 en 2017, es el cuarto país de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) que menos invirtió en salud. Por eso, exhortó a los gobiernos a fijar una meta para aumentar esta inversión y disminuir los gastos personales de la población, que en los países de la OCDE es de un promedio del 20%, mientras que en países como el nuestro alcanza el 33%. ‘Aumentar en 2% el gasto en salud en los países de la región sí es posible’, enfatizó.

También insistió en aprovechar la tecnología y herramientas como el big data para acceder a bases de datos de hospitales y registros nacionales. ‘Con esto se podrían entender mejor los padecimientos de la gente. Además, es importante mejorar el diagnóstico temprano, la prevención, el combate a la corrupción y buscar soluciones farmacológicas que sean costo-efectivas y costo-eficientes’, indicó el vocero.

La ausencia del cáncer gástrico en el estudio

El cáncer de estómago se mantiene como la principal causa de muerte por cáncer en hombres chilenos, mientras que para las mujeres representa la cuarta. La probabilidad de padecerlo es mayor en quienes son portadores de la bacteria Helicobacter pylori. Más de 3.200 personas mueren al año en el país a causa de este tumor que no aparece en el ranking. La incidencia del gástrico prevalece en todas las regiones del país, menos en la Metropolitana, junto al de pulmón, que tampoco está considerado en el estudio de The Lancet y que representa la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres y la tercera en hombres, según estadísticas de Minsal.

‘Lo que ocurre es que todos los programas y las políticas han estado orientados a tratar este tipo de enfermedades y no a prevenirlas. Ahí hay que hacer un cambio urgente’, advierte la sudirectora del ACCDIS.

Ver noticia en sitio web del medio

Posted in Diario Financiero | Leave a comment