Reacreditación de especialidad de más de 30 mil médicos pone en riesgo atenciones AUGE

30/07/2018

El próximo año comienza el período obligatorio para la recertificación de especialidades y subespecialidades de médicos y odontólogos, que establecieron los ministerios de Salud y de Educación. El proceso es obligatorio para que un profesional pueda atender patologías AUGE.

Sin embargo, según un informe de la Subsecretaría de Redes Asistenciales, actualmente las entidades a cargo del proceso -Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas de Chile (Conacem) y la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Odontológicas (Conaceo)- no tienen la capacidad para reacreditar a los 30.074 profesionales que deben realizar el trámite hasta el 31 de diciembre de 2019 (ver infografía).

Para dimensionar la cantidad de la demanda, en un año normal Conacem acredita a 300 médicos como especialistas.

El presidente de esa institución, Lorenzo Naranjo, asegura que “no hay ninguna posibilidad” de acreditar a esa cantidad de profesionales en un año. “Hemos pensado que esto tiene que ser progresivo y permitir que en un plazo de alrededor de cinco años todos los facultativos se recertifiquen”, agrega.

Pero el plazo que vence el próximo año no es el primero que se da para que médicos y odontólogos se acrediten. En un comienzo, la fecha se fijó para 2015; pero a meses de que se cumpliera, se decidió aplazarla, por la falta de avances.

Manuel José Irarrázaval, director del Instituto de Políticas Públicas de Salud de la U. San Sebastián, asegura que “exigir competencias es una responsabilidad ineludible por parte del Ministerio de Salud para que efectivamente los médicos que hacen las prestaciones sepan lo que están haciendo”.

Agrega que “con el correr de los años, a las personas se les olvida lo que aprobaron y que sabían muy bien hace 10 o 20 años. Eso pasa en todos los profesionales; pero en la medicina, el problema es que si alguien hace mal las cosas, el paciente puede morir”.

En tanto, Carlos Carvajal, presidente del Departamento de Formación y Acreditación del Colegio Médico, dice que no sería bueno volver a aplazar la renovación de certificaciones de especialidades.

En cambio, plantea que ante la imposibilidad de hacerlo de forma masiva, “podríamos certificarlos en forma progresiva”.

Una posibilidad, explica Carvajal, es “reconocer a algunos profesionales y extenderles el período de certificación; por ejemplo, a los que acrediten haber sido residente becario con título y examen rendido en universidades acreditadas”. De esta forma, se lograría reducir alrededor del 70% de los médicos que tienen que realizar el proceso en 2019.

Por su parte, Eghon Guzmán, presidente de la Asociación de Sociedades Científicas y Médicas de Chile, plantea que “si un médico trabaja en un establecimiento que está acreditado y además hace educación continua, debiese ser recertificado rápidamente, porque cumple con los requisitos de calidad”. Agrega que “no se trata de quitar títulos, porque formar a un médico significa muchos años, muchos recursos que no se pueden desechar”.

En Conacem aseguran que esta situación ha sido una preocupación desde hace varios años y que esperan que haya un pronunciamiento por parte del Ministerio de Salud.

Según Irarrázaval, “es una locura” avanzar con el proceso sin la capacidad para reacreditar a todos los profesionales. Añade que “sería muy dañino para la gente, dejaríamos al sistema completamente paralizado”.

Consultado al respecto, el Ministerio de Salud no había emitido una respuesta hasta el cierre de esta edición.

”Esto tiene que ser progresivo y permitir que en un plazo de alrededor de 5 años, todos los médicos se recertifiquen”. LORENZO NARANJO Presidente de la Conacem

”Exigir competencias es una responsabilidad ineludible del ministerio, para que los profesionales sepan lo que están haciendo”. MANUEL JOSÉ IRARRÁZAVAL Director del Instituto de Políticas Públicas de Salud de la USS

”No se trata de quitar títulos, porque formar a un médico significa muchos años, muchos recursos que no se pueden desechar”. EGHON GUZMÁN Presidente de la Asoc. de Sociedades Científicas y Médicas de Chile.

LINK: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=491937

Posted in El Mercurio | Leave a comment

En 2017 la región tuvo la mayor tasa de incidencia de Hepatitis A

29/7/18

La Región de Antofagasta alcanzó en 2017 la tasa más alta de incidencia de Hepatitis A: 15,4 por cada 100 mil habitantes con un total de 203 casos, según datos de la Seremi de Salud.

Este año advierten un aumento de casos hasta la semana epidemiológica número 16 (17 casos). Esto se debe principalmente a la exposición al virus de la Hepatitis A durante el periodo estival. Luego de este periodo se observa un descenso sostenido de la enfermedad, hasta llegar a los 3 casos confirmados en la semana 27 (1 al 7 de julio).

El contacto sexual, el uso de drogas inyectables, consumo de alimentos en la calle, y los tatuajes, son las principales vías de transmisión de las Hepatitis (A, By C).

En el marco de una exposición educativa realizada en el Hospital Regional, con motivo de la conmemoración del Día Mundial contra las hepatitis virales, especialistas llamaron a buscar una detección precoz de estos casos.

El jefe del servicio de Gastroenterología, Sergio Ledesma, enfatizó que un 30% de quienes padecen esta patología, pueden presentar una falla hepática, requiriendo por su condición de un trasplante. Sin embargo, hay un grupo importante de pacientes que luego de hacer una infección por Hepatitis B o C quedan con la infección, convirtiéndose en crónicos con mayor riesgo de presentar cirrosis o cáncer.

Link de noticia

Posted in El Mercurio Antofagasta | Tagged | Leave a comment

No es país para viejos: el pacto suicida de Jorge y Elsa

29/7/18

Hace una semana, Jorge Olivares le disparó a su esposa y luego se mató. Los dos tenían más de 80 años y estaban enfermos y cansados. El día en que decidieron morir, ella iba a ser trasladada a un asilo. Chile tiene la tasa más alta de suicidios en adultos mayores del continente.
Jorge Olivares Castro (84) tomó su revolver Smith and Wesson calibre 38 y apuntó en la sien izquierda de quien fue su esposa durante 55 años. Apretó el gatillo. Elsa Ayala Castro (89) quedó tendida sobre su cama, agonizante. Segundos después, Jorge disparó nuevamente su arma y se suicidó.

16.15 horas. Pedro Rodríguez Noreña (57), a metros del lugar, escuchó ese sábado 21 de julio dos estallidos casi simultáneos y revisó la aspiradora con que limpia autos en el taller Pericles. Pensó que la máquina había tenido un desperfecto y siguió con su trabajo.

Poco después, observó movimiento en la casa colindante, en Teniente Mery 2030, en Conchalí, y vio llegar ambulancias. No le llamó la atención: sus vecinos, cada cierto tiempo, eran atendidos a domicilio por personal del Centro de Salud Familiar Lucas Sierra.

Solo abandonó su rutina cuando vehículos de Carabineros se instalaron en la cuadra. Entonces, cuenta, dejó de limpiar el Hyundai Accent que lo tenía ensimismado y entendió que lo que había oído era el fin de una historia.

-Eso fue por amor-, sentencia.

***
Se conocieron cerca del Hipódromo a fines de los 50. Él era taxista y ella trabajaba de asesora del hogar. En 1963 se casaron y arrendaron una casa a pasos de Avenida Independencia. Luego compraron una vivienda en el mismo barrio que poco a poco se fue colmando de talleres de reparación de vehículos.

En medio de la modernización, el hogar de Jorge y Elsa mantuvo el estilo de antaño. Las paredes fueron pintadas de un amarillo mostaza y en el patio interno colgaron campanas de viento y plantaron cardenales.

No tuvieron hijos. Elsa a veces rememoraba una gestación fallida y hablaba de su ‘niño muerto’, pero no daba detalles de lo que ocurrió. Jorge nunca tocó el tema. Lo que sí tenían era sobrinos, muchos. Pero solo uno de ellos, Alan Sanhueza Ayala (54), los visitaba con cierta regularidad.

La ausencia de familiares les pesaba. A veces, Elsa le preguntaba a Jorge si la había llamado alguien. Él le mentía: ‘Sí, mi amor, pero estabas durmiendo y no quise despertarte’.

Estaban solos. Viejos. Adoloridos. Cansados.

Elsa llevaba más de dos años postrada. Padecía un cáncer de colon ramificado y úlceras varicosas en las piernas. Había iniciado, además, la primera etapa de demencia senil y desde hacía unos meses usaba pañales. Jorge enfrentaba una hernia lumbar que lo mantenía encorvado y estaba aquejado de una neumonía que se prolongaba ya por semanas.

Los últimos meses, la situación se había tornado cada vez más compleja. Elsa sufría ataques de dolor que los calmantes recetados no atenuaban y Jorge casi no dormía en las noches atendiendo a su mujer.

Para ese fin de semana, su sobrino Alan había definido que ella fuera internada en un asilo. Se cotizó en dos lugares: ‘Puente del Arcoíris’, de calle Gamero, y ‘Los Ángeles’, cerca del lugar donde Jorge y Elsa se enamoraron. Si sumaban las pensiones de ambos, había calculado Jorge, podría pagar la residencia de su compañera que bordeaba los $ 500 mil mensuales. Él, mientras tanto, buscaría una forma de vender la casa y de sustentar sus propios gastos. El traslado se programó para el día viernes, pero Jorge pidió tiempo. Un día más para arreglar una maleta.

El viaje de Elsa nunca se concretó.

-Yo creo que mi tío no quiso que lo separaran de su mujer y por eso hizo lo que hizo – reflexiona Alan.

***
En Chile, los adultos mayores son el grupo etario que más se suicida.

Una investigación realizada en 2017 por la psicóloga Ana Paula Vieira, del Centro UC de Estudios de Vejez y Envejecimiento, consigna que la tasa es de 13,6 casos por cada 100 mil habitantes –la más alta del continente-, y entre quienes toman la determinación de partir predominan los mayores de 80 años.

La decisión, en el 88% de los casos, la adoptan hombres y son altamente efectivos: uno de cada cuatro intentos de suicidio termina en una muerte. En los jóvenes, solo uno de cada 200.

Pese a lo asombroso de las cifras, aún no hay un análisis sobre por qué los ancianos se quitan la vida. Pero en su trabajo clínico, la experta ha detectado factores comunes: la desesperanza, la soledad, sentirse una carga, no valerse por sí mismos. Vieira lo define así:

-El mayor miedo de los adultos mayores no es morir, ellos saben que eso es una circunstancia. Les tienen miedo a otras cosas: perder su identidad, ser invisibles, no ser escuchados, tener una vida poco digna.

***
Denisse Gallardo Rojas (33) no notó nada extraño la mañana en que Jorge y Elsa tenían planificado morir.

La paramédico los conocía desde agosto del año 2017, cuando acudió con un equipo del Cesfam de Conchalí a ayudar a Elsa, en el marco del Programa Postrados. En esa primera visita, le impactó la claridad de Jorge sobre su destino y el de su esposa. ‘Cuando ya no la pueda cuidar, será hora de que partamos los dos’, comentó él en aquella ocasión.

Denisse se hizo cargo de las asistencias clínicas a la pareja, pero fue más allá: se convirtió en el principal soporte de los ancianos. Les dio su número de teléfono particular y acudió a cada llamada que le hizo Jorge:

-Mi niña, no puedo mudar a mi vieja, ¿puede venir?

-Denissita, mi vieja necesita curaciones, ¿se las puede hacer?

-Nos faltan cosas de supermercado, ¿podría comprar?

Denisse recorría veloz las cuadras que separan su casa de la de los ‘tatas’ y llegaba dispuesta a colaborar. Tenía su propia llave de ingreso. Elsa la recibía contenta, pero siempre le hacía la misma advertencia: ‘No detenga su vida por un par de viejos’.

Con Denisse, la pareja conversaba. Le mostraban fotos de décadas atrás donde figuraban los dos sonrientes en la playa; le contaban que él fue taxista y luego chofer en PricewaterhouseCoopers; le decían que debieron vender el auto de Jorge por una estrechez económica; le ofrecían disculpas por ser ‘un cacho’, y le recordaban que ya habían vivido lo suficiente, tanto así que en 2002 ya habían hecho los trámites para la cremación de ambos en el Cementerio General. ‘No vamos a seguir molestando después de muertos’, repetía Elsa.

Denisse se empeñaba en traerlos a la vida. Los ayudó a conseguir una asesora que les hiciera comida y aseo un par de días a la semana, coordinó con una vecina para que les comprara el pan diariamente, pasó las Fiestas Patrias con ellos y en Navidad determinó que la oscura casa de los tatas necesitaba un árbol con luces y una cena de celebración. Jorge aceptó a regañadientes los adornos navideños y concordaron en hacer un almuerzo. Denisse compró y preparó todo y llegó con sus cuatro hijas.

Hubo risas, anécdotas, regalos. Denisse prometió llevarlos a la playa y entonces Jorge se emocionó.

-Hija, siga con sus cosas, no puede pasar pendiente de nosotros.

La mañana del suicidio, Jorge la llamó muy temprano y le pidió que fuera a desayunar con ellos. Denisse fue, como siempre. Jorge le habló de lo que cotidianamente conversaban: las alegrías antiguas, los dolores presentes, el ritual ya establecido si él o Elsa morían.

A la una de la tarde, Alan, el sobrino de la pareja, fue a almorzar con ellos y después fue a ver a su mamá, la hermana de Elsa que vive en una comuna cercana. Retornó a la casa de sus tíos cerca de las 17 horas. Desde allí llamó a Denisse. Le dijo, con la voz entrecortada, que la abuela se había caído, que la necesitaba. No era exactamente lo que había ocurrido.

Denisse concurrió con su hija mayor y entraron directamente al dormitorio. Vieron un charco de sangre. Elsa sobre la cama, aún respirando; Jorge en el suelo, ya muerto.

Denisse contuvo a su hija y ayudó a Alan a intentar frenar la hemorragia de Elsa. Cuando la ambulancia se llevó a la anciana al Hospital San José, donde falleció, Alan le contó lo que Jorge le había pedido horas antes: que los cremaran, que no hubiera ni misa ni funeral.

‘Me gustaría que nuestras cenizas quedaran en los cerros de Colina’, le había dicho Jorge a su sobrino hace un tiempo.

***
La primera regla, dice Nicolás Orellana Mardones (25), es no involucrarse. Como enfermero recién titulado, Nicolás ya tiene certeza de que se trata de un dogma que no podrá cumplir.

El joven hizo su práctica en 2017 en el Cesfam Lucas Sierra y allí conoció a Denisse y, en su primera salida a terreno, a Jorge y Elsa.

Le remeció, asegura, la ternura con que se trataban y la soledad de aquel caserón poco iluminado y frío. No había miseria, recalca. Había suficiente comida, pañales, el lugar era limpio y hasta cómodo. Lo que faltaba, cree, era una razón para seguir.

-Me duele lo que pasó, porque la vida no es injusta. El ser humano es injusto. Llegar a una situación así, estar abandonados. Por un acto de amor, por no separarse, hicieron esto-, cuenta Nicolás.

El joven se comprometió con la pareja y durante los tres meses que estuvo en el Cesfam dividió sus tardes poslaborales entre su abuela biológica, que vive en Recoleta, y los tatas que había adoptado.

Cuando terminó su internado, siguió visitándolos. Cuando cumplió 25 años, compró globos y una torta y decidió festejar con ellos.

Dos semanas antes del suicidio, fue a tomar té con el matrimonio. Vio a Jorge cansado y a Elsa aún más deteriorada. A él le pesaba hacerse cargo de su esposa y no tener la energía de antaño. El cheque de su pensión debía acudir a buscarlo a calle Bandera, en el centro de Santiago, y ya no tenía fuerza, se quejaba, para seguir el ritmo de la gente. Las personas a su alrededor parecían despreciar su paso lento. Estaba harto de dar lástima.

La conversación fue premonitoria. Elsa reafirmó en la sobremesa la decisión de irse juntos ‘cuando llegara el momento’.

Durante aquella tarde, Nicolás puso música en su teléfono. Boleros y tangos. Y aunque Jorge era fanático de Antonio Ríos, les insistió en que escucharan las canciones de Silvio Rodríguez.

Recordó que un día, haciendo aseo con Denisse, había encontrado el arma de Jorge en un velador y tuvo el instinto de entrar al dormitorio y esconderla. No lo hizo: Jorge siempre le advirtió que un matrimonio de viejos necesitaba tener algo a mano para defenderse. En realidad, no se sintió con derecho a quitarles su puerta de salida.

En el parte policial sobre el crimen se consigna que no hubo signos de violencia ni la intervención de terceros. En rigor, se trató de una decisión consciente y meditada.

‘La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes’, tararea Nicolás.

Dice que se acordó de esa frase de ‘Óleo de mujer con sombrero’, una canción -justamente- de Silvio Rodríguez, cuando Denisse lo llamó y le contó lo que había ocurrido el sábado 21 de julio, cuando Jorge Olivares Castro (84) tomó su revólver y apuntó en la sien izquierda de quien fue su esposa durante 55 años.

Link de noticia

Posted in La Tercera, Suplemento | Tagged , | Leave a comment

LA COLOMBIANA QUE AYUDA A MORIR CON DIGNIDAD

29/7/18

COLOMBIA ES EL SÉPTIMO PAÍS DEL MUNDO CON MÁS CATÓLICOS Y EL CUARTO DEL CONTINENTE CON MÁS PERSONAS BAUTIZADAS, PERO TAMBIÉN ES EL PRIMER PAÍS LATINOAMERICANO DONDE EXISTE UNA REGLAMENTACIÓN DE LA EUTANASIA, O MUERTE DIGNA COMO PREFIEREN LLAMARLA SUS DEFENSORES, QUIENES CONSIDERAN QUE NO ES NOBLE QUE UNA PERSONA SE VEA FORZADA A SUFRIR HASTA DAR SU ÚLTIMO ALIENTO. HABLAMOS CON CARMENZA OCHOA, UNA DE LAS MÁS ACÉRRIMAS DEFENSORAS DE ESTA OPCIÓN EN SU PAÍS, A POCOS DÍAS DE QUE EN CHILE SE VOTE UN PROYECTO EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS.
CON LA MISMA PACIENCIA Y AMABILIDAD CON LAS QUE RECIBE A LAS CERCA DE 200 PERSONAS que todos los años llegan hasta su oficina en Bogotá a preguntar sobre eutanasia, Carmenza Ochoa (61), directora ejecutiva de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente (DMD), cuenta cómo se convirtió en un personaje clave en la discusión sobre la eutanasia -o muerte digna, como prefiere llamarla- en su país y cómo Colombia se transformó en el primero de la región donde la muerte asistida está despenalizada y reglamentada. Porque hoy solo Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Canadá acompañan a los colombianos como estados donde está reglamentada la aplicación de la eutanasia.

Todo esto es algo que Carmenza atribuye al cambio de Constitución de 1991, “cuando pasamos de tener una Constitución basada en que nos debíamos a Dios a una basada en la dignidad de la persona”, pero no fue hasta hace tres años, en medio de acalorados debates con las áreas más conservadoras y la Iglesia -quienes califican este procedimiento como un asesinato, contrario al derecho a la vida-, que finalmente se reglamentó la eutanasia.

La fundación DMD se fundó en 1979 bajo el nombre Fundación Solidaria, basada en la experiencia de la filántropa Beatriz Kopp de Gómez, quien luego de ver morir a una joven pariente después de años de lucha contra el cáncer conoció los movimientos de muerte digna en Estados Unidos, y ya de regreso en Colombia se reunió con enfermeras, médicos y abogados para dar inicio a la organización. Carmenza, en cambio, no tuvo una experiencia cercana traumática, sino que se interesó en el tema cuando, en los años 80, conoció la historia de Karen Ann Quinlan, una joven estadounidense que a los 21 años quedó en estado vegetativo producto de una sobredosis de drogas y que no logró recuperarse hasta morir recién 10 años después, en 1985.

“Yo pensaba, bueno, si uno está en esa situación y no puede ni moverse ni parpadear ni nada, pues ¿para qué seguir existiendo? Entonces vi que la fundación DMD dio algunas entrevistas al respecto y dije ‘yo quiero firmar un documento que diga que si a mí alguna vez me pasa eso no quiero que me mantengan viva en forma artificial ni me prolonguen la vida en vez de dejarme morir plácidamente'”, explica.

Desde entonces comenzó a indagar en el tema de la muerte digna, convirtiéndose en voluntaria por 13 años, hasta que la llamaron a unirse como directora. “Durante ese período tomé muchos cursos e hice la especialización en bioética, además de dictar clases sobre el duelo, la muerte y el final de la vida, hasta que me invitaron a formar parte de la fundación y a dirigirla”, recuerda, y agrega: “Ya estando ahí conocí de primera fuente todos estos casos donde los cuidados paliativos no eran una opción para las personas a las que no se podía ayudar, y cuya única solución era que los ayudaran a morir”.

¿Cuál es el trabajo que se realiza en la fundación DMD?
Principalmente es un trabajo de educación. Nosotros damos charlas, conferencias, y a través de la web y redes sociales damos a conocer qué es muerte digna y cuáles son las opciones de muerte digna para que las personas decidan, cuál es la forma que ellos quieren para concretarla. También educamos a profesionales y al personal médico para que conozcan la ley. Porque desafortunadamente hay mucha desinformación.

En Colombia puede haber objeción de conciencia por parte de los médicos pero no por parte de la institución hospitalaria, ¿qué se hace en estos casos?
En cada hospital tiene que haber alguien que realice la eutanasia o la institución debe contactarse con alguien que haga el procedimiento. Si no es posible, deben remitir al paciente a otra institución donde no tengan objeción de conciencia.

LA RUTA DE LA MUERTE
La primera eutanasia legal en Colombia fue concedida el 3 de julio de 2015 a Ovidio González, de 79 años y padre de Julio César González, famoso caricaturista conocido como Matador, quien solicitó la muerte asistida por un creciente dolor provocado por un cáncer en la boca, maxilares y tejidos blandos, que además le estaba desfigurando la cara.

Este caso no estuvo exento de polémicas. “Fue muy sonado, pues el Comité de Muerte Digna autorizó la eutanasia, la cual fue programada pero luego cancelada cuando el paciente iba camino al hospital, con el argumento de que los médicos no podían medir su intenso dolor”, recuerda Carmenza, y agrega que como fundación intervinieron para que se respetara la decisión del enfermo: “Nos comunicamos con los médicos tratantes y les aclaramos que el sufrimiento lo mide el paciente, no el médico, y tras eso decidieron reprogramar el procedimiento para dos días después”.

La eutanasia se realizó mediante la inyección de sedantes, relajantes musculares y analgésicos, que primero llevaron al paciente a un estado de inconciencia y, posteriormente, a su muerte.

¿Cuándo se regularizó la eutanasia en Colombia? Esto comenzó en 2014, cuando una señora con cáncer terminal e intenso dolor le pidió a su médico que le aplicara la eutanasia y el médico le dijo que no, porque no estaba reglamentado. A partir de este caso el Gobierno pidió al Congreso que se tramite una legislación y es así como en 2015 se reglamentó la eutanasia en Colombia. ¿Esto llevó a un boom de solicitudes de eutanasia? No. Desde entonces ha habido solo 30 casos, o sea, superpoquitos.

¿Es un proceso engorroso?
El paciente hace la solicitud de eutanasia ante su médico tratante, quien confirma que este tiene una enfermedad en estado terminal y que lidia con un intenso dolor que no se puede tratar de otra manera. Además se establece que el paciente lo solicita de manera libre y formal, y se lleva la solicitud ante el Comité de Muerte Digna. Si se aprueba, se llevan las actas ante Ministerio de Salud, quienes tras un control muy estricto toman la decisión final.

CUESTIÓN DE FE
Según el Anuario Pontificio 2018, América es el continente con más católicos, con el 48,6% de los bautizados, mientras que Colombia es el séptimo país con más creyentes de esta fe en el mundo (45,3 millones). Aun así, es un país donde además de tener reglamentada la eutanasia, el aborto está permitido en las mismas tres causales que en Chile. Todo esto, nos recuerda Carmenza, se debe a la Constitución del 91, que separa al Estado de la Iglesia, pero que no ha impedido que los sectores conservadores alcen la voz a través de declaraciones de altos mandos eclesiásticos o con manifestaciones como la del pasado 5 de mayo, en la que se protestó tanto en contra de la eutanasia como contra el aborto.

¿Se enfrentaron a mucha oposición de parte de la Iglesia y las áreas más conservadoras?
Hay oposición pero no con la fuerza que habíamos temido. Nosotros pensamos que íbamos a encontrar una oposición muy fuerte, pero no fue así, aunque indudablemente la Iglesia Católica se ha manifestado en contra de los casos de eutanasia, pero protestas masivas o cosas más fuertes, no.

Este año se despenalizó la eutanasia para niños y adolescentes en Colombia…

Se reglamentó, porque antes se hablaba solo de las personas mayores de edad, pero no se nombraba en ninguna parte que un menor no pudiera pedir eutanasia. Pasó que en 2016 los padres de un niño de 13 años que nació con una parálisis cerebral severa pidieron que se le garantizara al menor el derecho a morir dignamente, pues aseguraban que no se le estaba dando la atención adecuada. La Corte consideró que no era justo que a alguien, por ser niño, se le obligara a sufrir hasta los 18 años, entonces se le pidió al Ministerio que se ampliara la resolución para que incluyera a niños.

¿Y esta familia pudo acceder a la muerte digna para su hijo?
Murió, pero por causa de su enfermedad, pues tenía esta parálisis cerebral congénita y una cantidad de patologías asociadas a su mal que no lo convertían en candidato para la eutanasia, aunque fuera adulto, lo que necesitaba era una buena atención médica. Pero gracias a los cuidados paliativos que se le entregaron pudo tener, finalmente, una muerte digna.

¿Ha habido casos de eutanasia en menores de edad?
No, pero un efecto buenísimo que ha tenido esta reglamentación es que todas las asociaciones de cuidados paliativos y el mismo Ministerio han trabajado mucho en mejorar la atención e indudablemente la mayoría de pacientes bien atendidos con cuidados paliativos no van a solicitar la eutanasia.

¿Para usted la eutanasia es un tema de ética, de dignidad, o más bien espiritual?
Es todo eso y mucho más. Si el paciente está sufriendo de manera indigna, no hay forma de ayudarlo a través de cuidados paliativos y pide que le ayuden a morir, que de todas maneras va a pasar muy pronto, entonces indudablemente tiene que tener derecho a la eutanasia.

“Si el paciente está sufriendo de manera indigna, no hay forma de ayudarlo a través de cuidados paliativos y pide que le ayuden a morir (…), entonces tiene que tener derecho a la eutanasia”.

LA SITUACIÓN EN CHILE
Para el 31 de julio está fijada la votación del proyecto de eutanasia en la Cámara de Diputados, debate que ha estado marcado fuertemente por la historia de Paula Díaz, una mujer de 19 años quien le pidió tanto a la expresidenta Michelle Bachelet como al Gobierno actual que se le concediera una “muerte digna”, debido a una extraña enfermedad no diagnosticada que la mantiene viviendo con un intenso dolor crónico. La respuesta del Gobierno fue clara: “Somos partidarios de la vida desde el primer inicio hasta la última etapa”. Se trata de un proyecto que en 2014 el diputado liberal Vlado Mirosevic ingresó a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y que, al igual que la ley de aborto, incluye tres causales: que el paciente esté desahuciado o terminal; en caso de enfermedades invalidantes, incurables y que impliquen sufrimiento, y dolor mental que no pueda ser apaciguado por la medicina.

Por otro lado, diputados de Renovación Nacional liderados por Marcela Sabat presentaron otro proyecto en mayo, en el cual quedan claros los límites ante la aplicación de la eutanasia, restringiéndolo solo a “casos de enfermedades letales y a dolor físico insoportable”, dejando fuera dolores psicológicos contemplados en la propuesta de oposición. Sabat explica, sobre el proyecto de su conglomerado: “Se basa en la libertad individual, pero también en la responsabilidad. Nos hacemos cargo de la evidencia científica que da cuenta de realidades tangibles, y al mismo tiempo en reconocer que el dolor humano se puede enfrentar de diferentes formas. Nos hacemos cargo, no solo de la eutanasia propiamente tal, sino que también abordamos el derecho a que la persona que se vea enfrentada a un estado de salud terminal y doloroso pueda ser acompañada en la toma de decisiones, que pueda ser apoyada en este proceso de sufrimiento”.

“Yo pensaba, bueno, si uno está en esa situación y no puede ni moverse ni parpadear ni nada, pues ¿para qué seguir existiendo?”.

Link de noticia

Posted in Revista Paula | Tagged , , , , | Leave a comment

Día mundial contra las Hepatitis Virales El Llanquihue _Puerto Montt

29/7/18

MEDIDAS. Servicio de Salud tiene cuatro pacientes con un nuevo tratamiento.
Ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) celeró el Día Mundial contra las Hepatitis Virales, un desafio para la salud pública que afecta a 325 millones personas en todo el mundo. Éstas son las mayores causas del cáncer de hígado, lo que lleva a 1,34 millones de muertes cada año.

La Hepatitis By C son patologías que están dentro de las Garantías Explicitas en Salud (GES), podo que los pacientes tienen garantizado el acceso a la confirmación diagnóstica y al tratamiento.

Se destaca para este año la inclusión en el GES de las nuevas terapias antivirales que curan la hepatitis C, eliminando el virus de la persona. La efectividad de estas terapias es mayor al 95%, con una duración de entre 12 a 24 semanas. El Servicio de Salud del Reloncaví tiene cuatro pacientes con este nuevo tratamiento, los cuales fueron priorizados en 2017.

Link de noticia

Posted in El Llanquihue | Tagged | Leave a comment

DANIEL GUEVARA, PRESIDENTE DEL PRIMER TRIBUNAL AMBIENTAL: “El tema de los polimetales es un caso que pudiese no estar cerrado” La Estrella _Arica

29/7/18

Desde esta semana partió la jurisdicción en Arica y Parinacota del órgano jurídico que tiene por misión resolver las controversias que se generen en el ámbito medioambiental.
“Buena cámara”, es la primera frase que se despacha después de saludar, el abogado Daniel Guevara (46), tras ver la Cannon 7D Mark II que estaba apunto de captar su imagen para esta nota. “Es que me gustan las fotografías, sobre todo de paisajes con flora y fauna. Soy aficionado”, expone el profesional, quien hace exactamente un mes, el 29 de junio, asumió como presidente del Primer Tribunal Ambiental, mismo organismo que a pesar de que tiene asiento en Antofagasta, desde hoy, también cuenta con jurisdicción en la Región de Arica y Parinacota. Fanático del montañismo y guitarrista clásico, el abogado, quien ya fue seremi de Bienes Nacionales en el tiempo de Ricardo Lagos y postuló dos veces al Congreso con cupos RN, estuvo en Arica como ministro titular del Tribunal.

“Éste es un organismo especializado por resolver las controversias que se generen en el ámbito medioambiental en la macro zona norte del país, además de velar por el desarrollo sostenible para las generaciones presentes y, especialmente, las futuras. La buena noticia es que desde hoy, el tribunal tendrá jurisdicción a nivel local, lo que es menos centralizado y más cercano”, cuenta.

“A qué me refiero con lo anterior, a que a través de un juzgado de letras, pueden realizarse presentaciones en los casos que los derechos ambientales de los ciudadanos se vean afectados, para la reparación del daño ambiental”.

– ¿Algún ejemplo concreto? – Claro, imagínate que existe una empresa interesada en realizar energías limpias con torres eólicas y su proyecto no es aprobado por el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). El siguiente paso es exponer su reclamo con el Comité de Ministros en la capital. Pero una vez que se agotan los recursos, ¿a quién se puede recurrir? A un órgano jurisdiccional especializado, y este órgano es el Primer Tribunal Ambiental.

– Pero ahora también el ciudadano común o las propias agrupaciones ambientalistas pueden hacerese parte de estos procesos de denuncia. – Por supuesto. La idea es que no se genere, por ninguna de las partes, una sensación de indefensión. Cualquier agrupación también se puede hacer parte de una causa, y ahora no trasladándose hasta Antofagasta, sino que en cualquier Juzgado de Letras. No queremos que se note una sensación distante, cara de acceder o centralizada. – Veo mucho trabajo con gente de las universidades, incluso acá, en la UTA, donde se expone este seminario de antropología jurídica. – Las universidades son un muy buen referente para el trabajo o decisión que puede tomar el tribunal. Por ejemplo acá, en esta universidad hay muchísima investigación, antropología, ingeniería, estudios de salares, estudios de recursos hídricos, así que creemos que se puede tener harto respaldo, información y trabajo que se puede sacar para las conclusiones.

– Hace 12 años, uno de los temas que golpeó mucho y que sigue golpeando a Arica, fue el tema de la contaminación por polimetales. ¿Qué hubiese ocurrido si en ese tiempo hubiese existido el Tribunal Ambiental? – Efectivamente se pudiese haber puesto un recurso, tribunal, pero tengo que ser cuidadoso de este tema, por- que es un caso que aún pudiese no estar cerrado.

A pesar de que la ley ambiental fija un plazo de prescripción de cinco años desde que el daño se hace manifiesto, ¿cuándo finalmente se hace manifiesto? Imagínese que hay un cambio de estructuras en la zona no saneada y un cáncer o una enfermedad derivada pudiese aparecer 15 años más… Por eso le digo que es un caso que eventualmente no hay que dar por cerrado.

“La idea, es que no se genere, por ninguna de las partes, una sensación distante, cara de acceder o centralizada”. Daniel Guevara

Link de noticia

Posted in La Estrella de Arica | Tagged | Leave a comment

Farmacias Populares anuncian importación de medicamentos a precio justo desde España

29/7/18

TRAS FIRMA DE CONVENIO CON EL LABORATORIO LESVI DE BARCELONA

En su calidad de presidente de la Asociación Chilena de Farmacias Populares (ACHIFARP), el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, se trasladó a España para firmar un convenio con el laboratorio Lesvi en Barcelona, que permitirá importar medicamentos a bajo costo para la hipertensión, depresión, ansiedad, esquizofrenia y Alzheimer.

Estos medicamentos serán incluso más baratos que los actuales precios de las farmacias populares, pues el convenio permitirá reducir, en algunos casos, hasta en un 40% el valor de cada medicamento. Asimismo, el acuerdo va en la misma línea del firmado en abril pasado con los laboratorios cubanos para tratamientos de cáncer al colon, mamas, cervicouterino y gástrico, más el tratamiento para el pie diabético.

En este aspecto, el alcalde Daniel Jadue señaló que ‘este convenio es un paso más en la consolidación de las farmacias populares en todo Chile y una reafirmación de nuestro compromiso con la salud de las personas’.

Jadué puntualizó que ‘sin dudas, se trata de una buena noticia para los cientos de usuarios de las 65 farmacias populares a lo largo del país que integran la ACHIFARP, quienes prontamente podrán adquirir medicamentos para combatir estas enfermedades a un costo mucho menor’.

Link de noticia

Posted in El Ciudadano | Leave a comment

El 1 de agosto comenzará la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano en Antofagasta

29/7/18

Equipos de los ocho centros de salud familiar iniciarán un despliegue territorial por todas las unidades educativas de la comuna.

El próximo miércoles 1 de agosto comienza en todas las unidades educativas de Antofagasta, la vacunación contra el Virus Papiloma Humano (VPH), herramienta efectiva en la prevención del cáncer cervicouterino, segunda causa de muerte de mujeres en edad reproductiva en el país.

La inoculación escolar contra el VPH es una estrategia de inmunización que se realiza a nivel nacional durante el segundo semestre de cada año desde el 2014, la que involucra a las comunidades estudiantiles de establecimientos tanto públicos como privados.

El director de Salud de la corporación municipal, Wilfredo Montoya, informó ‘a partir de la próxima semana nuestros ocho establecimientos de salud familiar, acudirán a las unidades educativas con el fin de vacunar contra el VPH a las alumnas de cuarto año básico con una primera dosis y de quinto con la dosis de reforzamiento’.

El año 2017 un total de 2.979 estudiantes de cuarto año básico recibieron la primera dosis de la vacuna contra el VPH en Antofagasta, cifra que implica una cobertura del 62,1 por ciento, alumnas que este año deben recibir la segunda dosis o refuerzo.

Link de noticia

Posted in Radio Cooperativa | Leave a comment

Día mundial de la hepatitis: desafíos y diagnósticos del VHC en Chile

29/7/18

En Chile y el mundo las hepatitis crónicas causadas por virus B y C siguen siendo causa importante de cirrosis y cáncer hepático, siendo uno de los principales problemas el diagnóstico tardío. Actualmente contamos con vacuna para la hepatitis B, la cual está incluida en el calendario de vacunación universal desde el año 2006, pero no existe vacuna para la hepatitis C, por lo que debemos concentrarnos en su prevención, diagnóstico y tratamiento oportunos.

En nuestro país la hepatitis C debió recorrer un extenso camino para ser incluida en el Plan AUGE, con una canasta de prestaciones que actualmente incorpora las nuevas drogas antivirales orales; las cuales consiguen tasas de curación cercanas al 100% con escasos efectos adversos. Sin embargo, aún debemos trabajar en conjunto con la autoridad sanitaria para lograr mayor acceso a dichos tratamientos y sobre todo optimizar la pesquisa de casos no diagnosticados, con el fin de lograr en el futuro la erradicación de la enfermedad.

Chile hoy cuenta con una canasta actualizada de tratamiento con drogas de última generación para toda persona con diagnóstico del VHC, con resultados de alta efectividad y curación a los 3 meses de tratamiento. No obstante, el diagnóstico sigue realizándose exclusivamente en el nivel terciario de salud, hospitales, abandonando la posibilidad de detectar a tiempo a otros portadores en la atención primaria.

Las primeras conversaciones a este respecto se remontan al año 2004, tiempos en que la hepatitis C no era considerada una patología relevante. En los años sucesivos, la hepatitis C se convirtió en una realidad palpable en hospitales y clínicas de todo el país, dando cuenta de aproximadamente el 20% de los casos de cirrosis y sus complicaciones.

A esto se sumó que a inicios de la década, se detectaron en bancos de sangre de nuestro país algunos casos de donantes de sangre portadores de hepatitis C no notificados, lo que dio pie a que se activara un acucioso protocolo para garantizar la donación de sangre no contaminada y así resguardar la seguridad de los receptores, además de informar a los portadores de su condición y darles tratamiento. En este largo proceso, jugó un rol preponderante la lucha de agrupaciones de pacientes con hepatitis, que buscaron que sus tratamientos fueran parte de las garantías explícitas en salud del Minsal, y el apoyo y asesoría de las sociedades científicas en la conformación de las guías nacionales.

Chile hoy cuenta con una canasta actualizada de tratamiento con drogas de última generación para toda persona con diagnóstico del VHC, con resultados de alta efectividad y curación a los 3 meses de tratamiento. No obstante, el diagnóstico sigue realizándose exclusivamente en el nivel terciario de salud, hospitales, abandonando la posibilidad de detectar a tiempo a otros portadores en la atención primaria.

La recomendación de la SCHGE y ACHHEP es que toda persona mayor de 45 años, con o sin síntomas de hepatitis a la fecha, se realice un examen serológico para detectar la presencia del virus, evitando así complicaciones futuras que puedan derivar en cirrosis y cáncer, aumentando las cifras de mortalidad. Se sabe que menos de un 5% de la población con hepatitis C está al tanto de su condición y un 95% de los portadores desconocen su realidad.

El contagio de hepatitis C se da por vía endovenosa; sin embargo en Chile, a diferencia de otros países, la drogadicción vía intravenosa es de baja frecuencia. La mayor causa de contagio corresponde a transfusiones previas a la implementación de pesquisa en donantes de sangre, uso de jeringas no esterilizadas adecuadamente, tatuajes y piercings.

Es de gran importancia que el Estado asigne prioridad a esta realidad en Chile y active campañas educativas de prevención y pesquisa universal en mayores de 45 años. La implementación de exámenes serológicos preventivos a nivel de consultorios permitiría el acceso a diagnóstico de población circulante que pueda portar el virus, de modo de recibir un tratamiento efectivo precoz, con alta tasa de curación, evitando así muertes y gastos de salud. Los desafíos deben centrarse en la prevención y el diagnóstico temprano.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Link de noticia

Posted in El Mostrador | Leave a comment

Células madre: Los infinitos usos para nuestra salud

28/7/18

Los avances de la ciencia ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas. Un ejemplo de ello son las células madre que tienen múltiples beneficios para nuestra salud.
Sin embargo, todavía existen ciertas dudas con respecto al uso de ellas y los principales aportes que pueden tener en nuestro cuerpo.

El doctor Víctor Hugo Correa Miranda, dermatólogo y Director Médico de Vitaclinic nos explica las novedosas oportunidades que entregan las células madre para los pacientes.

¿Qué son las células madre?

Son células que se encuentran en nuestro cuerpo, con el potencial de convertirse en cualquier célula de nuestro organismo, con una función reparadora del mismo. Se encuentran presentes en nuestro cuerpo durante toda la vida y las utilizamos para reemplazar células y tejidos dañados que perdemos a diario como la piel y el cabello, teniendo un gran potencial curativo para distintas enfermedades.

¿Qué usos se les pueden dar?

Sus usos son múltiples, ya que sirven para regenerar tejidos que han sido dañados. Ejemplos de esto pueden ser: regenerar la medula ósea productora de sangre después de un tratamiento de cáncer, regenerar el corazón después de un infarto, producir nueva piel después de una quemadura, recuperación de lesiones y articulaciones (artrosis) obteniendo resultados seguros para el manejo del dolor crónico.

¿Es verdad que ayudan al rejuvenecimiento facial?

Sí, las células madre tienen la capacidad de convertirse en cualquier célula de nuestro organismo, por lo que es un tratamiento altamente recomendado para pacientes que quieran tener una piel más tersa, lozana y rejuvenecida.

¿Cómo es el procedimiento?

Depende de las necesidades del paciente, los usos que se le pueden otorgar a las células madre son muchos y para aumentar su efectividad la técnica va a ser distinta.

Por ejemplo, si el paciente lo que busca es mejorar su cutis, se administraran las células madre de manera intradérmica en el rostro. Si el paciente padece del algún dolor u inflamación en alguna articulación, nuestro especialista administrara las células de manera intra articular. Si lo que al paciente le preocupa es la caída de cabello, se tomará una muestra de células madre propias del paciente de la zona de la nuca, las cuales serán expandidas en un laboratorio certificado, para luego administrarlas a través de mesoterapia en el cuero cabelludo.

En caso de que el paciente busque mejorar alguna patología especifica como diabetes tipo II, Alzheimer, Parkinson, secuelas de accidentes cerebro-vasculares, artrosis, enfermedades inflamatorias auto-inmunes (como la artritis reumatoide, el Lupus, enfermedad de Crohn), pie diabético, úlceras vasculares, el decaimiento general, estrés, alteraciones estéticas y revitalización de todo el organismo; estas serán administradas de manera endovenosa, en la cantidad que el médico tratante indique, según la necesidad del paciente.

¿Cuáles son las ventajas de usar células madre?

El tratamiento con células madre ofrece muchos beneficios a los pacientes que han sido diagnosticados con enfermedades crónicas debilitantes. Proporciona una terapia viable y eficaz de mejorar la capacidad natural para regenerar el organismo. Además provee una valiosa fuente de rejuvenecimiento de los tejidos y órganos, siendo una de las terapias más utilizadas en anti-envejecimiento.

Link de noticia

Posted in Radio Agricultura | Leave a comment