Impulsor de la genética antropológica obtiene Premio Nacional de Ciencias Naturales

30/08/2016

Es uno de los pioneros del estudio de la genética humana en Chile, y su investigación se ha centrado en el análisis del ADN de los pueblos originarios y su relación con los chilenos de hoy.

Poco le atraía a Francisco Rothhammer la carrera de odontología que había estudiado en la Universidad de Chile durante buena parte de los años sesenta. “Me recibí de cirujano dentista por cumplir un deseo de mi viejo; mi papá era odontólogo, y quería que estudiara lo mismo que él, pero me interesaba más la investigación”, cuenta a “El Mercurio” telefónicamente desde Arica el recién elegido Premio Nacional de Ciencias Naturales 2016.

Apenas un año alcanzó a trabajar en una clínica en Bremen, Alemania, cuando, en 1970, le llegó la noticia de que había obtenido una beca para un posgrado en genética humana en la Universidad de Michigan (EE.UU.). Fue el comienzo de una larga trayectoria como genetista, especialmente en el ámbito de la antropología, cuyos logros lo transformaron en el elegido del jurado, reunido ayer en el Ministerio de Educación.

Su investigación se ha centrado en la microevolución de las poblaciones originarias americanas, “tanto en lo referido a su composición genética previa a la invasión europea, como también a los cambios producidos posteriormente y sus consecuencias biomédicas”, destacó la ministra de Educación, Adriana Delpiano, quien presidió el cuerpo elector.

Rothhammer (nacido en Santiago en el año 1940) se ha desempeñado como académico en la Universidad de Chile, la Universidad de Texas y, desde 2006, como profesor e investigador en el Instituto de Alta Investigación de la Universidad de Tarapacá. “El rector de ese tiempo me invitó a que me sumara a este proyecto. Decidí venirme porque tenía vínculos con Arica desde hacía mucho tiempo y el clima es ideal; la acogida fue muy buena”, destaca.

Es uno de los pioneros del estudio de la genética humana en el país. “Cuando volví, en 1972, a la Facultad de Medicina de la U. de Chile, si bien ya había un cierto desarrollo del tema en Estados Unidos, Inglaterra y Alemania, acá en Sudamérica estaban bastante atrasados”, recuerda. De hecho, junto a Ricardo Cruz Coke, que había estudiado en Inglaterra, dieron forma al primer texto sobre genética humana publicado en Chile, un curso básico de Editorial Universitaria. “Ahí empezó poco a poco el desarrollo de esta nueva disciplina junto a Ricardo y Edmundo Covarrubias”. Recuerda que el pionero de la genética en general había sido Danko Brncic, que fue su maestro y Premio Nacional de Ciencias en 1987.

Muy pronto derivó al área antropológica. “Al estudiar genética uno se interesa en los genes humanos, y la primera pregunta que surge es de dónde vienen. Con eso uno inmediatamente se inserta en el área antropológica, porque tiene que ver cuál es el origen de la población chilena y de los primeros habitantes del territorio. Siempre he visto esto desde dos perspectivas, tanto desde el punto de vista genético como biomédico, y hemos integrado las dos disciplinas en forma, creo, más o menos exitosa y hecho aportes en las dos”.

También son de su interés las bases genéticas de la conducta humana, tema que ha incorporado a su investigación en los últimos 15 años. Además, se ha interesado en temas arqueológicos.

Al consultarle si la genética de los chilenos cambiará con la última oleada migratoria, cree que no será así. “Se va a producir una mayor mezcla de grupos de distinto origen. Hoy los mayores componentes de la población chilena son americanos originarios, europeos y africanos. Los otros latinoamericanos que están llegando aportan casi el mismo porcentaje de mezcla, aunque algunos pueden tener mayor porcentaje africano y otros originario americano. Cambiará un poco el porcentaje; será cuantitativamente distinta, pero no cualitativamente”.

”Rothhammer hizo casi toda su vida científica en la U. de Chile. Su trabajo sobre cómo son los pueblos originarios chilenos es fundacional”.
LUCÍA CIFUENTES Genetista, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.

”Ha sido un científico con una gran ascendencia sobre el desarrollo de la genética de las poblaciones humanas, y también de la antropología y arqueología en el país y el continente”.
EUGENIO ASPILLAGA Antropólogo físico, Facultad de Ciencias Sociales, U. de Chile.

Ver en sitio del medio.

This entry was posted in El Mercurio. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>