“La inmunoterapia va a cambiar los paradigmas de la oncología mundial”

12/01/2016

El oncólogo Osvaldo Arén y el Centro Internacional de Estudios Clínicos participaron en el proyecto internacional que logró la aprobación de las agencias de salud de EE.UU. y Europa para el innovador tratamiento contra el cáncer de pulmón, que antes ya había sido aceptado para melanoma. Ahora se espera la aprobación del ISP chileno para la venta en Chile de un primer medicamento de este tratamiento que activa el sistema inmune.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es la principal causa de muerte a escala planetaria. De acuerdo con sus previsiones, para 2030 las cifras de enfermos por año alcanzarán los 21,4 millones y 13,2 millones de muertes. En Chile, datos muy aproximados hablan de 40.000 casos anuales. Asimismo, el tratamiento tradicional de este tipo de males es altamente invalidante para los pacientes.

Por eso científicos de todo el mundo, entre ellos, el doctor uruguayo Osvaldo Arén, y el Centro Internacional de Estudios Clínicos (CIEC) de Chile llevan a cabo investigaciones clínicas que logran avances significativos en el tratamiento del cáncer.

Los nuevos abordajes con el potencial de “cambiar los paradigmas de la oncología mundial”, según el doctor Arén, consisten en el uso de medicamentos que estimulan el sistema inmune del cuerpo para que el mismo elimine y/o destruya las células tumorales.

La Inmuno-oncología puede, en un porcentaje de pacientes, cambiar su expectativa de vida en varios años: “Ya no estamos hablando de tratamientos oncológicos de tres meses más o tres meses menos, sino que estamos hablando de años” de sobrevida, asegura este especialista en cáncer del pulmón.

Cómo funciona

El doctor Arén, quien tiene estudios en Uruguay, España y Chile, explica que la “Inmuno-oncología siempre estuvo presente en la oncología”, pues se basa en el funcionamiento de nuestro propio sistema inmune.

Hace un tiempo se descubrió que ciertos receptores que tiene el linfocito T son frenados por las células tumorales haciendo que el sistema inmune no las reconozca y ataque. Así, cuando los linfocitos T se acercan a una célula tumoral, el mismo tumor bloquea sus receptores, lo que hace que ese linfocito quede en anergia; es decir, sin actividad.

La Inmuno—oncología consiste en eliminar con medicamentos esos bloqueos y dade al linfocito la posibilidad de activarse y de proliferar y, por lo tanto, de ser citotóxico con la célula tumoral.

Diferencias

Sobre estos nuevos medicamentos, el médico oncólogo explica que “son anticuerpos monoclonales”.

Detalla también que estos medicamentos se administran a los pacientes en forma endovenosa y, dependiendo de cuál medicamento se recete, se deberá hacer cada dos o cada tres semanas, en una infusión muy corta de 60 minutos.

Según el oncólogo, la diferencia principal de la inmuno-oncología respecto de los tratamientos tradicionales, como la radioterapia y la quimioterapia, es la mejoría en la calidad de vida de los pacientes. “La inmunoterapia es un tratamiento con mucha mejor calidad de vida en la mayoría de los pacientes. Por supuesto que hay un subgrupo que tiene toxicidad; esto no es universal, eso pasa en todo. Pero si usted tiene que elegir entre una quimioterapia y una inmunoterapia, por supuesto que la inmunoterapia le dará más calidad de vida que la quimioterapia”, recalca.
UN AVANCE VERTIGINOSO

El doctor Osvaldo Arén posee una vasta experiencia participando en estudios clínicos multicéntricos, es decir que se desarrollan en simultáneo en muchas ciudades del mundo, y que han permitido aprobaciones de nuevos medicamentos que representan significativos avances en el tratamiento del cáncer. Hoy comenta lo rápido que han ocurrido todos los avances desde que comenzaron a trabajar en este proyecto en 2012 en el Centro Internacional de Estudios Clínicos de Chile (www.inmuno-oncologia.com).

“Nosotros somos un centro entre cien del mundo que trabajan en esto, y para lograr los resultados finales, esos cien centros aportan los pacientes para lograr el resultado de aprobación o no”, dice.

Para Arén este tratamiento “vino para quedarse”, pero admite que él y sus colegas tienen que formarse en muchos aspectos para poder aplicarlo de la mejor manera. Los especialistas ya han concretado reuniones en Argentina, Paraguay y en varios otros lugares, para lograr que estos tratamientos estén al alcance de la mayoría de pacientes en Latinoamérica, un trabajo que, al parecer, recién comienza.

“La Inmuno—oncología va a ser un cambio revolucionario en los próximos 5 años. Muy rápido”, estima el doctor Arén, quien dice que de 2014 a 2015 “nos ha cambiado la cabeza en un montón de cosas y los resultados que ya tenemos, y los que ya se vienen para 2017 y 2018, van a ser fascinantes, y es bueno que la gente sepa que tiene más posibilidades”.

Ver en sitio del medio.

This entry was posted in Edición Especial, La Segunda. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>