Identifican las nuevas mutaciones genéticas que causan el cáncer de mama en Chile

25/7/18

Doctora Lilian Jara lleva 19 años estudiando a 600 familias de riesgo

Equipo del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile ha descubierto 25 alteraciones en genes de moderada y baja penetrancia.
Lilian Jara lleva 19 años estudiando el árbol genealógico de 600 familias chilenas consideradas de alto riesgo en relación con el cáncer de mama. ¿El motivo? Encontrar cuáles son los genes y las mutaciones que se heredan y causan esta enfermedad en el país. A pesar de la experiencia, esta doctora en genética cuenta que aún se asombra cuando le toca estudiar a familias con 16 integrantes de tres generaciones que han tenido la enfermedad.

‘Cada ocho horas una mujer muere por cáncer de mama. Es la primera causa de muerte de mujeres en Chile’, asegura la científica del Laboratorio de Genética Molecular Humana del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile. Para entender la investigación de la doctora Jara, primero hay que saber que el cáncer se considera una enfermedad genética, porque involucra mutaciones que interrumpen los controles normales de las células y las transforman en malignas. ‘El cáncer tiene dos presentaciones: esporádico y familiar. En el primero, las mutaciones se van acumulando, debido al paso de los años, porque uno está expuesto a mutágenos: smog, alimentos, etcétera.

Cuando esas mutaciones impactan a ciertos genes, la persona se enferma de cáncer, generalmente en una edad tardía, desde lo 50 años en adelante. En cambio, en el familiar, la madre o el padre le trasmite una mutación de riesgo al cigoto. En ese caso, el cáncer aparece antes de los 50 años y se ve en varios miembros de la familia’, explica Jara. En Chile, el 80% de los cánceres de mama corresponden a casos esporádicos y el 20 restante al de tipo heredado. Es en este último tipo donde se conocen dos genes de alta penetrancia, el BRCA1 y BRCA2, cuyas mutaciones están asociadas a esta enfermedad.

‘Se descubrieron en los años 90 en Estados Unidos. El daño en estos genes produce un aumento de riesgo para el desarrollo de cáncer de mama de hasta un 85% a medida que aumenta la edad. Estos genes se encargan de detectar el daño genético y repararlo, pero cuando hay una mutación no hacen su pega. El daño genético se va acumulando y aparecen las células malignas’, explica. Durante años, en el mundo se estudiaron las mutaciones en estos genes, las que son distintas para las diferentes etnias. ‘Las mutaciones en población alemana son distintas a las de la población china’, aclara la científica.

El problema surgió cuando se determinó que sólo entre el 20 y 25% de los cánceres de mama familiar correspondían a mutaciones en BRCA1 y BRCA2. Eso ocurrió en Chile ‘y produjo un problema tremendo’, según la doctora. ‘Así se descubrió que había otras dos categorías de genes, de moderada y baja penetrancia, cuyo riesgo relativo inicial es menor. Pero cuando se juntan varias mutaciones con este riesgo, el riesgo aumenta más que el que tiene el BRCA1 y BRCA2. Llevamos años descubriendo nuevas mutaciones’.

-¿Cuántos genes han descubierto que tienen relación con este cáncer?

-Hemos trabajado aproximadamente con 14 genes de moderada o baja penetrancia.

-¿Cuántas mutaciones han identificado en esos genes?

-Queremos hacer un panel que tenga alrededor de 40 a 50 mutaciones. Ya tenemos identificadas 25 y en un próximo proyecto queremos identificar varias más.

-¿Y cuántas mutaciones hay en Chile para los genes BRCA?

-El año 2011 identificamos 14 mutaciones causales de la enfermedad. Ahora debemos llevar unas 18. De esas, hay mutaciones recurrentes que las encuentras en varias familias a la vez, y que probablemente son mutaciones fundadoras, que están en la genética de la población chilena.

-¿Cómo está el panorama del cáncer de mama familiar en Chile?

-Estamos dentro de los rangos normales, que es entre 15 a 20%. Pero hay un grupo que a mí me preocupa mucho que son los casos esporádicos de diagnóstico temprano, que es cuando hay un solo cáncer en la familia, pero en una mujer menor de 30 años. La paciente más joven que he atendido tiene 18 años. Pero he sabido que hasta una niña de 13 años presentó cáncer de mama.

-¿Qué ocurre ahí?

-Esos tipos de cáncer son genéticos, pero generalmente salen negativos para mutaciones en los genes BRCA. Estamos muy interesados en ese grupo porque hay que saber cuál es el gen y las mutaciones que lo provocan.

-¿Hay muchos de esos casos?

-Yo tengo más de 200 casos así.

-¿Para qué sirve conocer los genes y mutaciones que causan este tipo de cáncer?

-Si eres portadora de mutaciones en BCRA pueden solicitar una mastectomía bilateral profiláctica, como la que hizo la actriz Angelina Jolie, quien heredó la mutación de su madre. También te permite una detección temprana y obtener el mejor tratamiento, para curarte del cáncer. De ahí la importancia de conocer estas mutaciones.

El cáncer en mujeres

La incidencia de la mortalidad por cáncer en las chilenas es:

15,5% de mama.

14,8% de vesícula.

12,5% de estómago.

12,1% de pulmón.

9 % de colon. Esto quiere decir que: Cada 8 horas muere una mujer por cancér de mama. Cada 3 horas es diagnosticado un nuevo caso. Cada año hay 3.100 casos nuevos.

Link de noticia

This entry was posted in El Día, Lun and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>