Midieron calidad de vida de pacientes con cáncer avanzado

Investigación sobre las personas que reciben Cuidados Paliativos en el Policlínico Alivio del Dolor del Hospital San Juan de Dios de Curicó.
Conocer la calidad de vida de los pacientes que reciben Cuidados Paliativos en el Policlínico Alivio del Dolor, del hospital San Juan de Dios de Curicó, así como conocer factores asociados: edad, sexo, estado civil, nivel educacional, meses de tratamiento en el poli-clínico, uso de tratamiento complementario y tipo de cáncer fueron parte del ítem de la investigación que desarrollaron estudiantes de la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica del Maule, sede Curicó.

Fue así como se determinó que, en una escala de 1 a 7, los pacientes encuestador manifestaron tener una calidad de vida puntada en 5.2. Corno referencia, mediciones similares arrojaron un 5,1 en pacientes de España y un 6,1 en Brasil.

«Los resultados que nosotros obtuvimos es que la calidad de vida o percepción de calidad de vida era proporcional a la fatiga y al funcionamiento emocional que ellos tenían. Por ejemplo, las personas que calificaban mejor (con nota del 1 al 7) con su calidad de vida tenían un mejor funcionamiento emocional, no tenían depresión, no estaban desanimados y tenían un menor grado de fatiga», explicó la estudiante Carla Parías, quien desarrolló este tema junto a Claudia Miranda y María Isabel Rodríguez.

En el estudio se consultaron diversos aspectos para determinar la calidad de vida de los pacientes, comentó Claudia Miranda, «Se preguntaba los síntomas, si alguno interfería en la vida diaria de los pacientes, si el dolor interfería en la vida diaria, síntomas como nauseas, estreñimiento, vómitos y otros. También se les preguntó respecto al tratamiento del cáncer», explicó.

Tema poco estudiado

La investigación fue guiada por la académica Marina Saavedra, quien destacó que «Surgió por el interés mutuo de poder plasmar la calidad de vida de tantos pacientes que se encuentran viviendo esta etapa que sin duda es dificil, llena de miedos en un comienzo, que requiere de compañía de familiares y amigos, pero al buscar bibliografía ha sido muy poco estudiada en nuestro país y región« indicó.

Finalmente, la docente agradeció a los profesionales del hospital de Curicó por permitir desarrollar esta investigación y agregó que «En ese camino de casi tres meses de recoger la información de estos pacientes, nos encontramos con historias de vida que inspiran y desbordan la alegría de vivir, las ganas de seguir luchando día a día, el no querer bajar los brazos, de disfrutar las cosas simples y lindas de la vida. También conocimos a sus cuidadores y/o familiares que acompañan en este proceso, entregando un apoyo incondicional, incentivándolos a seguir adelante y prestándoles sus cuidados. Sin duda ha sido una gran experiencia, a ratos difícil, pero los resultados demuestran una investigación realizada con cariño y profesionalismo», puntualizó.

ver noticia en el sitio web del medio

This entry was posted in El Lector. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>