Antofagasta posee la mayor incidencia de cáncer de vejiga debido al arsénico

29/6/18

PACIENTES. Mineral que estuvo presente en el agua potable hasta la década del 70 incide en la aparición de la enfermedad En la región se detecta el doble de casos que a nivel nacional.
Antofagasta no es solo la región líder en proyectos mineros y energéticos. También lo es tanto en mortalidad como incidencia de cáncer de vejiga, situación que preocupa a los expertos de la salud.

Según cifras entregadas por la Unidad de Urología del Hospital Regional, mientras en el país esta patología se presenta en 1 de cada 100 mil habitantes, en la región la cifra supera en 60% la media nacional, con 1,6 casos por cada 100 mil habitantes.

Las estadísticas muestran además que la mortalidad por cáncer de vejiga en la región, duplica el promedio país, con 2 casos por cada 100 mil habitantes, mientras en Chile el registro oscila entre 0,4 a 1 caso por cada 100 mil habitantes.

El doctor Baldo Espinoza Cohen, jefe del Servicio de Urología del hospital, explicó que el problema está estrechamente relacionado con la presencia de arsénico en el agua potable que los antofagastinos bebieron hasta los años 70.

Hay que recordar que hasta esa década el agua que se suministraba a la población, captada en el Río Toconce, contenía altos niveles de este mineral, asunto que se solucionó con la construcción de una planta de abatimiento y actualmente con el uso de agua desalinizada.

“Hoy el agua es de mejor calidad, pero no siempre fue así. Los casos de contaminación por arsénico en el agua en la década del 60, son todavía algo de lo que hay que preocuparse, pues ésta es una enfermedad que se expresa muchos años después. Como el cigarrillo, que uno fuina y fuma, y después aparecen sus efectos”, precisó el especialista.

DETECCION

El médico manifestó que es importante, a fin de detectar a tiempo esta enfermedad, poner atención a señales como la presencia desangre en la orina, lo que se puede apreciar a simple vista o mediante un examen. En algunos casos -dice el especialista-, los pacientes presentan un solo sangrado y luego los síntomas desaparecen.

“Lo que debo pensar es si es normal que haya sangre en mi orina. Éste puede ser el único aviso que el cuerpo nos entregue antes de que sea demasiado tarde. Lamentablemente, y al igual que la mayoría de los cánceres, es una patología silenciosa”, reflexionó.

SISTEMA

Espinoza acotó que si bien el cáncer de vejiga está dentro del GES (Garantías Explícitas en Salud), la enfermedad solo es parcialmente atendida por el sistema. Esto, porque el GES únicamente cubre la última instancia curativa, cuando es necesario hacer una “cistectornía radical” (extracción de la vejiga), y no su diagnóstico o tratamiento.

“Para dar un tratamiento correcto a esta enfermedad, hay que cambiar la mirada. El GES tiene que cubrir desde la primera cirugía, no la última como se hace ahora, que es la cisiectomía radical, cuando se saca la vejiga porque es lo único se puede hacer”, comentó.

Sobre el punto, el también urólogo de la unidad, el doctor Patricio Valdebenito, sostuvo que identificar a tiempo esta enfermedad oncológica, permite brindar al paciente más probabilidades de vivir sin cáncer, situación que hoy no siempre se logra debido a la insuficiente cobertura que ofrece el sistema.

“Cuando nosotros enfrentamos un cáncer, si llegamos a tiempo, podemos todavía ofrecer al paciente una solución para vivir sin el cáncer. Por el contrario, cuando llegamos tarde con el diagnóstico, solo podemos ofrecer medidas paliativas (para aliviar el dolor). Pero en el fondo la pelea ya está perdida”, manifestó.

Valdebenito acotó que existen múltiples formas de reemplazar una vejiga extraída. Dentro de las más utilizadas está realizar una nueva con intestino, o bien hacer un “reservorio incontinente”, también realizado con un segmento de intestino el cual queda en
el exterior del cuerpo.

-18 a 22
cistectomías radicales, realiza la Unidad de Urología del hospital al año. Mucho más que el promedio nacional (unas cuatro).

Link de noticia

This entry was posted in El Mercurio Antofagasta and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>