La inteligencia artificial llega a la medicina

16/6/18

Ya es habitual escuchar sobre el empleo de la inteligencia artificial (IA), que cada vez se aplica más en áreas de transporte, gestión, salud y educación. La medicina es uno de los campos que más ha progresado y se ha beneficiado de la IA. Hoy se está empleando para el desarrollo de nuevos fármacos, analizar el genoma de una persona, empleo de la robótica en el pabellón quirúrgico y la creación de grandes bases de datos donde los sistemas computacionales analizan con rapidez una enorme cantidad de información de los historiales de las personas, de las pruebas de imagen y/o de los avances científicos para ayudar en el diagnóstico, valoración de riesgo y propuesta de esquemas de tratamiento.

En el área de salud sexual y reproductiva se está usando. A lo largo del embarazo se suelen hacer de forma rutinaria varias ecografías, pero hay una detallada a las 20 a 22 semanas. En este contexto, se está trabajando arduamente más allá de la imagen fetal. Hoy está el proyecto SonoNet, cuya finalidad es ayudar a detectar malformaciones en el feto. Este método puede detectar automáticamente 13 vistas estándar fetales en datos de ultrasonidos, así como proporcionar una localización de las estructuras de la criatura. Se ha considerado un método de utilidad para profesionales que son ecografistas más generales. En modelos experimentales se ha obtenido una precisión de 90% para la recuperación de estos fotogramas y una precisión de 778% en la tarea de localización de las estructuras. Por otra parte, se ha publicado el modelo de red neuronal artificial (ANN) para predecir los riesgos de cardiopatía congénita en gestantes.

En el ámbito de diagnósticos de patologías, se está entrenando a máquinas para ayudar a mejores diagnósticos de cáncer de mama. Específicamente en la Universidad de Valencia, expertos están trabajando en el Digital Mammography DREAM Challenge, un proyecto internacional que partió en Estados Unidos. A través de IBM y de Amazon se ha logrado acceder con autorización a bancos de imágenes de pacientes. El objetivo de este programa se centra en la detección temprana de los tumores y en mejorar la relación de falsos positivos para evitar que las mujeres se sometan innecesariamente a una biopsia.

Los especialistas del Memorial SloanKettering de Estados Unidos han empleado la IA en el sistema Watson para Oncología para analizar historiales médicos y ayudar a definir esquemas terapéuticos más personalizados para el cáncer. Una investigación publicada a principios de este año en el Annals of Oncology, señala que las propuestas de tratamientos para cáncer de mama de Watson coincidieron con las del comité de tumores del centro donde se hizo el estudio en 93% de los casos. La misma utilidad está precisada para el cáncer de próstata.

En cirugía, sólo en Estados Unidos se calcula que se han hecho más de 400 mil intervenciones al año ocupando la robótica. Su principal uso ha sido en ginecología y oncología. Se ha reducido el área de intervención, con la consecuente reducción de las cicatrices, reducción de los días de hospitalización, menos dolor, menos riesgo de infección y de hemorragias. Sin duda, la IA y la salud son un mercado en auge.

Se describe que la IA será la tecnología más impactante en los próximos años en salud. En medicina reproductiva, fortalecerá lo que se denomina la Medicina 5 P: personalizada, predictiva, preventiva, participativa y poblacional.

Link

This entry was posted in El Sur. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>