El otro Beccacece y su cruzada contra el cáncer La Cuarta

9/6/18

Aclara que sólo comparte el apellido y la nacionalidad con el ex DT de la “U': Se trata del doctor Guillermo Beccacece, q uien atiende pacientes oncológicos y autoinmunes con su particular receta: la dieta antiinflamatoria.
Estaba triste, deprimido, su madre había muerto hacía poco, pero el doctor Guillermo Beccacece seguía con su trabajo. Por la escalera de servicio seencaminaba a veraun paciente en el tercer piso del Hospital Misericordia, de Córdoba, cuando le vino el desmayo. Tras el incidente pensó que era producto de una anemia, se hizo los exámenes de rigor y aquella palabra conocida, la misma que le arrebató a su progenitora, volvió a surgir: cáncer.

Pero en su caso había una variante: “Me diagnosticaron cáncer al colon en etapa tres y decidí enfrentar el problema con todos los recursos a mi alcance, utilizando la experiencia de lo vivido con mi madre, quien, gracias a una dieta especial, pudo tener una mayor y mejor sobrevida hasta su fatal desenlace':

El médico Beccacece aclara dos cosas: que no tiene parentesco directo con Sebastián, el ex entrenador de Universidad de Chile, y que en su ejercicio profesional no es contrario a los recursos habituales y conocidos de la medicina, sólo que está abierto a explorar otros caminos. “Primero me sometí a la cirugía para extirpar el tumor, luego vino la quimioterapia, pero me generó una intoxicación al hígado y no la pude continuar': Ahí empezó su otro camino, que es aplicar todo lo aprendido para ayudar a su madre: “Cambié la forma de alimentarme, me apliqué altas dosis de vitamina C endovenosa y acudí a una psicóloga para tratar de cambiar y sanar el trauma de la muerte de mi madre':

De su enfermedad ya han pasado seis años y medio, se casó, es padre de dos hijos y optó por aplicar lo aprendido en el combate de males oncolólcos y autoinmunes. Antes aclara: “No sé si voy a descubrirla cura para el cáncer, pero sí sé que voy a colaborar con un poquito':

—¿Se puede enfrentar un cáncer o enfermedad autoinmune con una dieta? La premisa básica es saber que las células tumorales consumen mucho oxígeno y generan un desecho ácido. Y la dieta busca que se alcalinice ese ambiente ácido.

—¿Cuál es esa dieta? Esta se basa en consumir mucha fruta fresca y seca, semillas, verduras, cereales, arroz integral, legumbres, oleaginosas.

—¿Se puede comer carne con esta dieta? Claro, pero en esta escala: de pescado de mar, luego de pollo y, por último, carne roja. Y si buscamos proteína, tenemos la mejor y más importante: el huevo. Pero no todo está en lo que se come, sino en cómo se prepara.

—¿Hablamos de cocción? No sólo de cocinar, sino de los utensilios. De preferencia, hay que utilizar los de acero inoxidable o vidrio, pero nunca de aluminio, que es un metal pesado que después pasa a tus células y se deposita en ellas. Eso genera una mayor cantidad de radicales libres que dañan las membranas celulares que se oxidan.

Sus visitas y la clínica. En Córdoba Beccacece es director médico del Centro Integralis, donde atiende a deportistas de alto redimiento y pacientes con enfermedades autoinmunes y cáncer. A Chile viaja dos veces al mes, atiende en el centro de salud Be Balance 02. Su tratamiento se basa en contrarrestar los males que tienen su origen en el estrés generado por situaciones límites. “Al sentir una y otra vez esas experiencias terribles, el cerebro no sabe si eso es algo del pasado o presente y secreta adrenalina y cortisol, que causan una baja en el sistema inmune y aparece la enfermedad': explica.

Para él clave es el apoyo con “altas dosis endovenosas de vitamina C, que combate la acidez celular; ácido alfa lipoico y glutatión, que es un antioxidante que hace que todos los de su clase funcionen”,

PALABRAS MARCADAS
– “No sé si voy a descubrir la cura para el cáncer, pero sí sé que voy a colaborar con un poquito”.
– “Cambié la forma de alimentarme, me apliqué altas dosis de vitamina C endovenosa y acudí a una psicóloga”.
GUILLERMO BECCACECE Médico

Alimentos
– FRECUENTES
• Frutas y verduras frescas.
• Frutos secos.
• Arroz integral, semillas.
• Legumbres.
• Huevo.
• Pescado y algas.
• Vitamina C.
• Hongos.
• Ajo.
– A LO LEJOS
• Carnes rojas.
• Azúcar.
• Alimentos procesados.
• Alcohol.
• Pan.
• Soya.
• Leche y yogures no naturales.
• Edulcorantes artificiales.

Link de noticia

This entry was posted in La Cuarta and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>