Recursos gastados entre enero y marzo son el 22% de la deuda hospitalaria: Salud ha pagado $46 mil millones a profesionales que venden atenciones a los hospitales donde trabajan

7/6/18

La subsecretaria de Redes Asistenciales asegura que si bien esta es una “herramienta válida”, se ha “mal utilizado” como una forma de mejorar ingresos de funcionarios.
Pese a que el gasto en personal en salud es uno de los más altos del aparato estatal y ha aumentado de manera constante en los últimos años, el sistema público no cuenta con los recursos humanos suficientes para satisfacer la demanda asistencial. Prueba de ello son las listas de espera, que este año llegaron a dos millones de atenciones pendientes.

Ante este escenario, los hospitales han buscado fórmulas para contar con más personal. Así surgió la compra de servicios a médicos y otros profesionales de la salud que si bien forman parte de la planta de los recintos públicos, atienden a pacientes fuera del horario en el que están contratados por precios que acuerdan con los directivos.

Según un informe del Ministerio de Salud enviado al Congreso, solo entre enero y marzo de este año los hospitales han gastado $46.264 millones para pagar ese tipo de convenios (ver infografía). Ese monto equivale al 22,4% de la deuda que mantienen los hospitales con sus proveedores, que en marzo llegó a $206 mil millones.

Este tipo de convenios se celebra, según los hospitales, ante la escasez de personal, la necesidad de cumplir con plazos de atención exigibles por ley (atenciones AUGE) y las metas de resolución de lista de espera.

Pero Juan Luis Castro (PS), presidente de la comisión de Salud de la Cámara, objeta que los hospitales son “la única repartición estatal en la cual a las seis de la tarde los trabajadores públicos se sacan la identidad y empiezan a venderle en forma privada al Estado las prestaciones que hacen durante el día como funcionarios”.

El martes, en la comisión investigadora de la Cámara de Diputados que analiza las listas de espera, el contralor Jorge Bermúdez también manifestó que “no estamos de acuerdo en que se contrate a los propios funcionarios públicos para servicios determinados”.

Una herramienta válida

La subsecretaria de Redes Asistenciales, Gloria Burgos, asegura que el sistema de pago por convenios con funcionarios del sistema público es una “herramienta válida”, aunque reconoce que “se ha mal utilizado”.

Burgos dice que ante la falta de personal médico este tipo de contratos son necesarios en el sistema, pero el inconveniente es que se usa “no mirando el bienestar de la gente ni cómo se solucionan los problemas de los pacientes, sino que (los funcionarios) ven una oportunidad de mejorar los ingresos”, actuando como privados.

Desde este año, el Ministerio de Salud está instruyendo a los directivos de los hospitales que solo pueden comprar servicios a profesionales si estos “ya han cumplido (con la producción) que se espera de ellos en el horario que están contratados”, afirma la subsecretaria.

Mayor control del gasto
La administración anterior de Salud puso restricciones a la compra de servicios, por ejemplo, fijó precios máximos para las atenciones.

“Como no tenemos suficientes médicos, se usa esa realidad no mirando el bienestar de la gente, sino que se ve una oportunidad de mejorar ingresos”.
GLORIA BURGOS
Subsecretaria de Redes Asistenciales

“Salud es la única repartición del Estado en la cual a las seis de la tarde funcionarios se sacan la identidad y empiezan a actuar como privados”.
JUAN LUIS CASTRO
Presidente Comisión de Salud de la Cámara.

Link

This entry was posted in El Mercurio, Nacional. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>