Científicos suizos de la escuela politécnica federal de lausana encuenran método que podría ayudar a curar el cáncer

4/6/18

Científicos suizos han identificado dos enzimas que protegen los cromosomas del estrés y de su reducción y comprobaron que bloquearlas podría constituir una nueva estrategia anticancerígena para inhibir la telomerasa, enzima que hace inmortales a los tumores.

Antes de la división celular, las largas cadenas de ADN de la célula en enrollan para formar los cromosomas. Esta configuración permite proteger el material genético de la célula de posibles daños físicos o químicos. Las extremidades de los cromosomas, telómeros, son estructuras especializadas que deben replicarse en cada ciclo de la división celular. Sin embargo, la replica completa de los telómeros hasta los últimos extremos de los cromosomas necesita mecanismos especializados, que son limitados.

Ataque a dos enzimas

La investigación, desarrollada por Joachim Lingner y Wareed Ahmed, académicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, consiguió identificar dos enzimas antioxidantes cuya acción combinada impide la oxidación del ADN telomérico en las extremidades de los cromosomas.

Al perturbar dos enzimas, la PRDX1 y la MTH1, en las células cancerosas, ambos científicos descubrieron que los telómeros de estas células se reducían con cada división y, finalmente, terminaban por desaparecer.

Uno de los objetivos más prometedores para el tratamiento del cáncer es la telomerasa, enzima que replica el ADN en los extremos de los cromosomas y permite el alargamiento de los telómeros. Esta enzima está presente, mayoritariamente, en las células cancerosas, conservando intactos sus telómeros y convirtiéndolas en inmortales.

El mayor descubrimiento del estudio suizo es que al perturbar ambas enzimas, la telomerasa deja de obstaculizar la reducción de los telómeros de las células cancerígenas, propiciando así su muerte.

Protección de células

Los intentos realizados hasta ahora para bloquear la acción de la telomerasa en las células cancerígenas no han sido eficaces a nivel clínico, pero este descubrimiento permitirá impedir la protección de las células cancerosas de manera indirecta.

“En vez de inhibir la enzima en sí misma, lo que hemos hecho es centrarnos en su sustrato, es decir, en la extremidad del cromosoma, para que la telomerasa no pueda alargarse”, explicó Joachim Lingner.

El nuevo sistema de tratamiento desarrollado por ambos académicos suizos hace que los tumores queden expuestos al envejecimiento y la muerte celular. El hallazgo permitirá desarrollar nuevas estrategias para tratar el cáncer.

– “En vez de inhibir la enzima, lo que hemos hecho es centrarnos en su sustrato (…) Para que la telomerasa no pueda alargarse”.
Joachim Lingner, Autor de la investigación”

Link

This entry was posted in Diario Atacama. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>