El poder de la fibra

31/5/18

No aporta calorías y sí ayuda en el proceso de digestión. Su consumo habitual mantiene sano, por ende, el tracto digestivo.
Los amantes de la vida fitness entienden bien que este es un estado de bienestar general y de salud que se adquiere empezando principalmente por una nutrición adecuada. De nada valen los ejercicios, las ocupaciones físicas o las largas jornadas de entrenamiento en un gimnasio si no sabemos cuidar nuestra alimentación.

Consumir alimentos que aporten nutrientes y nos ayuden a mantener una dieta equilibrada es más sencillo de lo que parece.

Basta con investigar un poco para saber cuáles son, los beneficios que nos aportan y las formas más convenientes para consumirlos. En este sentido, la nutrióloga de Clínicas RedSalud Karin Kosiel nos comenta sobre las bondades que nos aporta la fibra.

Explica que esta es la parte comestible de aquellos alimentos de origen vegetal que no se ve afectada por el proceso de digestión y, en consecuencia, no aporta calorías a la dieta. La importancia de su consumo radica principalmente en el buen funcionamiento del tracto digestivo, haciendo que el intestino se mantenga sano y limpio.

También está demostrado que la fibra produce una sensación de saciedad, lo que resulta ideal para quienes tratan de llevar una dieta sana y equilibrada porque de esta manera logran reducir considerablemente la ingesta de calorías que para nada benefician a nuestro cuerpo.

Kosiel indica que la fibra se clasifica en dos grupos: las insolubles, que absorben agua y ayudan al tránsito intestinal previniendo el estreñimiento y las hemorroides, y las solubles, que enlentecen el tránsito intestinal, produciendo mayor saciedad e interfiriendo con la absorción de grasas (colesterol).

En lo que respecta al primer tipo, el salvado de trigo, las legumbres, los vegetales (especialmente en las cáscaras del brócoli, pimiento morrón, espárragos) lo poseen.

Las solubles, en tanto, corresponden a los alimentos como la avena, manzanas, peras, zanahorias, semillas (sésamo, girasol), papas con piel, entre otros. La ventaja de la fibra es que son muchas las opciones para su consumo, lo que propicia que podamos jugar con los alimentos y fijar una variedad de platos en nuestra dieta.

Sin embargo, recomienda que el consumo diario de esta sustancia sea de 14 gramos de fibra por cada 1.000 calorías de la dieta.

¿Cuáles son las consecuencias de no consumir fibra habitualmente?

Las personas que no consumen fibra o que consumen muy poca en su dieta habitual presentan mayores posibilidades de padecer de estreñimiento, hemorroides, presencia de divertículos y hasta cáncer de colon. En otros casos, su consumo excesivo puede disminuir la absorción de minerales importantes para el organismo, como el calcio, el hierro, el zinc y el cobre, ya que la fibra impide que la glucosa pase directamente al torrente sanguíneo.

¿Cuál es la relación que tiene la fibra con el estilo de vida fitness?

Tener un estilo de vida fitness implica estar sano, y las fibras solubles e insolubles ayudan precisamente a mantener así nuestro cuerpo.

Link de noticia

This entry was posted in La Hora and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>