EL CUERPO NO DESCANSA IGUAL DURANTE EL DÍA ¿Qué le pasa al cuerpo con los turnos de noche?

28/5/18

Neurólogo de Clínica Vespucio entrega recomendaciones para disminuir los riesgos de este horario.
Hay trabajos que por su esencia deben ser realizados de noche, como ser rondín. A estos se suman aquellos servicios que tradicionalmente funcionan las 24 horas y por lo tanto incluyen turnos nocturnos, como los conserjes, farmacias de turno, taxistas, hospitales y urgencia en salud, por mencionar solo algunos. Asimismo, el ritmo de las grandes ciudades ha provocado que algunas labores se realicen en horario nocturno para no perturbar el funcionamiento durante el día, como labores de aseo y de construcción. El último tiempo se han sumado también minimarkets, restoranes e incluso peluquerías.

Así, mientras la mayoría duerme, quienes desempeñan esas funciones deben estar bien despiertos para realizar sus funciones laborales. Son personas que para cumplir de noche deben descansar de día, forzando su cuerpo a cambiar un ciclo que responde a necesidades fisiológicas. ‘El organismo asocia la oscuridad con el sueño y la luz con la actividad, debido a la producción de la hormona llamada melatonina, que aumenta la somnolencia en relación a la menor intensidad de iluminación’, explica el neurólogo de Clínica Vespucio Rodrigo Vega. Así, descansar de día es considerablemente más complicado que hacerlo de noche, ya que el cerebro requiere una serie de factores que solo ocurren en el horario nocturno. ‘Además de la producción de melatonina, el cuerpo baja su temperatura corporal durante las primeras horas de sueño’, asevera el especialista.

IMPACTOS EN LA SALUD

A nivel general, los turnos de noche implican un aumento significativo del riesgo cardiovascular. El doctor Vega aclara que una persona, al mantenerse despierta, genera una serie de consecuencias a nivel de sus funciones cerebrales superiores, lo que:

■ Disminuye la eficiencia en tareas que requieren atención prolongada.

■ Altera el ánimo, en particular aumentando la irritabilidad.

■ Incrementa la incidencia de diabetes, obesidad y trastornos gastrointestinales.

■ Aumenta la posibilidad de sufrir accidentes en el ambiente Rodrigo Vega, neurólogo Clínica Vespucio laboral.

20% de los trabajadores del mundo, unos 600 millones de personas, laboran de noche

‘El organismo asocia la oscuridad con el sueño y la luz con la actividad, debido a la producción de la hormona llamada melatonina’.

Rodrigo Vega, neurólogo Clínica Vespucio

Diabetes y cáncer

Los trabajadores nocturnos o los alumnos que estudian de madrugada corren un mayor riesgo de sufrir diabetes y cáncer por cambios en los niveles de proteína en la sangre, según un estudio recientemente difundido de la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos). ‘Cuando experimentamos algo como descompensación horaria (jet lag) o un par de noches de trabajo nocturno, rápidamente modificamos nuestra fisiología normal de una manera que, si continúa, será perjudicial para nuestra salud’, dijo Kenneth Wright, director del estudio.

El director del Laboratorio de Sueño y Cronobiología y profesor del Departamento de Fisiología Integrativa en la Universidad de Colorado en Boulder, dijo que el estudio se enfocó en 1.129 proteínas y encontró que 129 de ellas cambian si varía el momento de reposo o de alimentación de las personas.

Consejos

Acostumbrarse a este horario puede implicar un período de adaptación, debido a ‘la programación del ciclo circadiano que, entre otros factores, comprende una diferencia en cuanto a la producción hormonal entre el día y la noche’, afirma el neurólogo de Clínica Vespucio. Asimismo, no se trata solo de la cantidad de horas de sueño, también es importante la calidad. Cuando se duerme de día, el descanso no es igual de reparador que al hacerlo de noche. Por ello, el especialista entrega las siguientes recomendaciones:

■ Evite los trabajos nocturnos sobre los 35 años, cuando el cerebro ya no responde con facilidad a cambios de horarios forzados.

■ Recupere las horas de sueño pérdidas, en un lugar lo más oscuro posible.

■ Evite la exposición repentina a la luz al salir del trabajo; use anteojos oscuros.

■ Evite trasnochar varios días seguidos.

Link de noticia

This entry was posted in La Hora and tagged , . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>