Modelo creado en el norte de Europa: La dieta nórdica es la nueva competencia de la mediterránea

16/5/18

Basada en el consumo de frutos rojos, vegetales verdes y cereales enteros, la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de presentar evidencias de sus beneficios. Al igual que la mediterránea, protege al organismo de enfermedades como el cáncer o la diabetes tipo 2.
Durante décadas la dieta mediterránea ha sido prácticamente el único gran referente a seguir en alimentación. Eso, hasta ahora. Este mes, la Organización Mundial de la Salud lanzó un informe en el que explora las propiedades de la dieta nórdica y demostró evidencias de que, al igual que la mediterránea, puede ayudar a mantener el peso y proteger al organismo de enfermedades ligadas a la obesidad, como el cáncer o la diabetes tipo 2.

Basada en alimentos procedentes del norte de Europa (Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia), este modelo prioriza el consumo de frutos rojos, vegetales verdes y cereales enteros, a la vez que reduce al máximo las grasas saturadas y la azúcar refinada. Un estudio publicado en 2016 en la revista médica The Journal of Nutrition concluye que esta dieta induce a mejoras en los factores de riesgo asociados a la obesidad y la resistencia a la insulina.

Mediterráneo vs. nórdico

‘Lo interesante es que, al igual que la mediterránea, busca un estilo de vida saludable en lugar de resultados inmediatos que impliquen grandes restricciones’, opina Rinat Ratner, nutricionista de la Clínica Alemana. Aunque comparte muchas características con el modelo mediterráneo, la propuesta nórdica —que fue creada en 2004 por chefs y científicos de esa región—, se diferencia principalmente por el uso de aceite de canola en lugar de oliva, según informa la OMS. ‘Es una buena opción.

A diferencia del de oliva, este tiene buena cantidad de Omega 3, que es un factor de protección cardiovascular’, dice Ratner. Sin embargo, la nutrióloga Eliana Reyes, directora de la Escuela de Nutrición de la Universidad de los Andes, difiere: ‘Es un poliinsaturado que también tiene Omega 6 y que, al consumirlo prolongadamente, se asocia a inflamación a nivel celular y a enfermedades cardiovasculares’, asegura Reyes. ‘Sería lo único que le cambiaría a esta dieta.

Particularmente seguiría consumiendo aceite de oliva’. El modelo nórdico también propone disminuir el consumo de huevos y carne roja, se prioriza aquella de mejor calidad y se prefieren los pescados grasos como el salmón o la caballa. ‘Los alimentos del mar tienen grasa de tipo Omega 3, en cambio las carnes rojas tienen grasas saturadas que son básicamente colesterol’, explica Ratner, quien aclara que los estudios más recientes indican que comer dos huevos al día es inocuo para la población en general, por lo que no sería necesario reducir demasiado su consumo.

A diferencia de la pirámide alimentaria tradicional, que tiene en su base los panes y cereales, en la nórdica son las frutas y verduras los alimentos más necesarios. ‘El alto consumo de frutas está demostrado por la OMS que reduce la posibilidad de sufrir algunos tipos de cáncer. Ponerlos en la base claramente va a representar un factor importante de protección’, opina la nutricionista. Los cereales como el centeno, la cebada y la avena, en sus versiones enteras e integrales, también son alimentos básicos de la dieta nórdica.

‘Estos no generan una respuesta de insulina y entregan sensación de saciedad, además de regular la función intestinal, mientras que las harinas blancas producen elevaciones de insulina y depósito de grasa corporal’, agrega la especialista. Cuando se trata de frutas, este modelo aconseja consumir frutos rojos a diario. Sobre las posibles razones, la doctora Reyes explica: ‘Los berries tienen gran cantidad de vitamina C, lo que fortalece el sistema inmunitario. Además contienen antioxidantes que reducen el riesgo de enfermedades neurodegenerativas porque neutralizan los radicales libres que envejecen las células’.

Obesidad a raya

Según la Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económico (OCDE), solo el 10% de los nórdicos tiene un índice de masa corporal sobre 30 puntos (estimación para hablar de obesidad). En Chile, la cifra alcanza al 34,4% de la población.

Link de noticia

This entry was posted in Ciencia y Tecnología, El Mercurio and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>