Javiera Suárez: “A pesar de los dolores de piernas y rodillas, estoy bien”

10/5/18

Desde marzo la periodista batalla nuevamente contra un cáncer en su abdomen

Durante dos años enfrentó un melanoma que desapareció a finales del 2017. Ahora reapareció. ‘Lo tengo que matar’, confiesa ella.
‘Hoy fue un mal día al principio, partí con dolor, dormí pésimo, pero después eso quedó atrás, me sentí bien, agradecida, y cuando pasa eso me siento imparable’. La voz es de Javiera Suárez (35), periodista casada, madre de Pedro Milagros de un año y medio, quien viene de recibir una sesión de inmunoterapia y se siente poderosa. ‘Al cáncer le voy a ganar, lo tengo que matar’, sostiene convencida mientras lucha contra un melanoma ahora alojado en su abdomen.

La noticia fue un golpe grande: después de batallar dos años contra la misma enfermedad y de incluso detenerla, esta reapareció agresivamente en marzo. ‘El PET (tomografía por emisión de positrones), que es el examen que determina cómo va el cáncer, me lo tomo en dos semanas. Ahí veremos cómo va. Lo bueno es que a pesar de los dolores de piernas y rodillas, estoy bien. Y mi hígado también ha reaccionado de manera positiva al tratamiento’.

-¿Qué cosas en este proceso la hacen estar bien, Javiera?

-Te podría decir que estar con mis amigas, que Cristián (Arriagada, su esposo) esté bien, pero la verdad es que eso lamentablemente no sirve de mucho si es que yo estoy mal de cabeza y en este último tiempo mi mente me ha jodido un poco y me pone en situaciones irreales, malas. Independiente de que mi marido me haga sentir bien, de que escuche música de meditación, independiente de todo, si la cabeza está mal, nada sirve de mucho.

Lo que a mí más me ayuda es rezarle a Jesús, a la Virgen de los Milagros, eso como que me da fuerzas. Es como si una luz se metiera en mi cabeza y me diera fuerzas y me callara un poco. A ti también a veces seguramente te pasa que la mente te pone en situaciones espantosas que luego pasan. -Sí, claro, yo en esos casos acudo a mi familia.

¿Qué acciones que vengan desde su núcleo cercano la ayudan más a sentirse con ánimo?

-Me ayuda un montón mi familia, mis amigos y mi marido, ellos me contienen y me dan palabras que son ciertas. Por ejemplo, cuando lancé mi libro (‘Liveat’ con recetas saludables de cocina), me dijeron que los guerreros también lloran y de repente se cansan y quieren tirar todo a la mierda, pero eso pasa, pasa en un minuto.

Entonces palabras como esas de la familia, de amigos o del esposo, tanto a mí como a otras personas que están viviendo problemas, te hacen sentir un alivio en el corazón. Los amigos y el cariño de tu familia siempre son sanadores.

Pero el melanoma es pesado, mata a las personas a los dos meses, es un gigante, pero bueno, igual yo ahora estoy mucho mejor. Ayer no, pero hoy estoy mucho mejor. Igual cuando tienes la muerte cerca, eso genera algo muy positivo también.

-¿Qué genera de bueno?

-Hace que uno esté más consciente de lo que hay, porque en el fondo, como tu vida está en riesgo, y los papeles te dicen que te puedes morir en cualquier momento, uno no deja nada por sentado, desde la vida misma. Desde que te importan menos unas cosas hasta que te maravillan otras, que son muy cotidianas, como sentir el sol en la cara, por ejemplo.

-Entiendo que este último tiempo ha tenido harta pena.

-He llorado en los últimos tres o cuatro días, pero ya pasó. Fueron cuatro días donde la mente me ganó. Perdí la cabeza. En ese tiempo fue justo la entrevista de ‘Bienvenidos’ con Tonka (Tomicic), estaba bien llorona.

Ponte tú, dije que quizás no había podido hacer feliz a Cristián. Él me dijo que si tuviera que elegirme de nuevo, sabiendo que iba a pasar todo lo que pasó, me elegiría de nuevo. Es un amor súper genuino, entonces a mí me da lata porque lo quiero hacer feliz. Y eso es fome, porque cuando lloro o me duele algo, él no puede estar feliz. Independiente de que igual somos una familia muy feliz, ahora último acá en mi casa hubo aura de cáncer, porque yo estaba mal.

Cristián tenía que cocinar después de su trabajo, estaba muerto de cansado y hacía todo. Yo no podía hacer nada. Me imagino que Cristián pensó que el cáncer me agarró con todo y que me estaba muriendo, pero eso ya pasó, ahora estoy bien.

-¿Le va a ganar al cáncer?

-O sea, todo el rato, no me voy a morir de melanoma, no me la va a ganar. Me voy a sanar, lo tengo clarísimo

Protagonizó video para el Día de la Madre

Javiera Suárez locutea y participa de un video de Banco Santander, disponible en redes sociales, en el que cuenta la historia de Patricia, una ex religiosa que dejó los hábitos para crear la Fundación Betania Acoge, que recibe a mujeres con problemas en Valparaíso.

‘Conocer a Patricia fue admirable, yo no me sentía bien en la grabación, tuvimos que pararla, esos testimonios me dan fuerza para seguir. Ella es una madre en todo el concepto de la palabra’, dice la periodista. En Facebook el registro ya supera las 800 mil reproducciones y en YouTube, el millón.

Link de interés

This entry was posted in Lun, Tiempo libre and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>