EVA CIRUELOS, ONCÓLOGA, EXPOSITORA EN RECIENTE SIMPOSIO INTERNACIONAL DE CÁNCER DE MAMA, EN CHILE:”No recomendaría dejar de lado la medicina tradicional por la medicina alternativa”

2/5/18

La doctora, al frente de la unidad de cáncer de uno de los principales centros hospitalarios de la capital de España, se explaya sobre el estado de la investigación para combatir la enfermedad y enfatiza algunos aspectos preventivos de gran importancia.
El cáncer de mamas es la primera causa de muerte entre las chilenas. Según cifras del Ministerio de Salud (Minsal), a diario mueren tres mujeres por la enfermedad y cada tres horas hay un nuevo diagnóstico. A nivel mundial se detecta más de 1,7 millón de casos anuales y se estima que, para el 2025, habrá un aumento a 2,5 millones de mujeres afectadas por la patología.

Hace unos días se realizó en Chile el Simposio Internacional de Cáncer de Mama, reunión en la que se abordaron temas referentes a la condición médica. Una de las principales expositoras del encuentro fue la doctora Eva Ciruelos, oncóloga, académica de la Universidad Complutense de Madrid y coordinadora de la Unidad de Cáncer de Mama del Hospital 12 de Octubre, uno de los principales centros hospitalarios de la capital española.

Terapia personalizada

En entrevista con este medio, Ciruelos se refiere a los tratamientos personalizados, a la importancia de realizarse el autoexamen y a los mitos y realidades de este cáncer.

¿Cómo se puede mejorar el diagnóstico en las mujeres con cáncer?

Hay que entender que el tumor, no el más frecuente, se presenta entre un 15% a un 20% de los casos. El 10% se diagnostica en etapa avanzada, mientras que un 35% de las pacientes puede recaer. Como necesidad médica hay que reducir la tasa de recaída por dos vías: la primera, implementando mejoras en los programas para que todas se hagan sus revisiones y puedan detectar los tumores a tiempo; y segunda, mejorando los tratamientos sistémicos en torno a las cirugías.

¿Qué son y cómo funcionan las terapias personalizadas?

Se trabaja en base a un nivel de detalle y de profundidad diferente. Tenemos la posibilidad de identificar tres o cuatro grandes tipos de tumores y con esa información tomamos decisiones terapéuticas. Lo importante es que dentro de los subtipos podemos identificar casos más específicos, lo que lleva a que las pacientes puedan recibir una terapia más personalizada. Es muy difícil tener tratamientos individuales y particulares para una sola persona. Sería imposible porque es muy costoso y poco práctico, pero intentar armar subgrupos cada vez más pequeños incluso podría especificar qué fármaco sirve para cada mujer, caso a caso.

¿Ya se están tratando mujeres con esta nueva técnica médica?

Estamos en etapa de investigación y realizando estudios para evitar la quimioterapia en todas las pacientes que tienen la enfermedad. También trabajamos con investigadores chilenos que lideran el proyecto y estamos en la etapa de reclasificar los cánceres y hacer cada vez más pequeños los grupos de tumores existentes y no sólo quedarnos con dos o tres subtipos.
Chequeo y autoexamen

Ciruelos subraya la importancia de hacerse el autoexamen esporádicamente, al igual que las mamografías, como mínimo una vez al año, entre los 40 y 65 años.

¿Cuál es la importancia de que ellas se hagan el autoexamen y las mamografías de rutina?

Desconozco los programas que se implementan aquí, pero en España se recomienda que las mamografías se hagan entre los 40 y los 50 años. En Madrid, las mujeres se hacen el chequeo desde los 50 y hasta los 65 cada dos años, incluso si la persona no tiene antecedentes familiares relacionados con la patología. Así conseguimos que el 80% de los tumores detectados sean tratados en etapa precoz. Las estrategias de prevención primaria son fundamentales, ya que es más sencillo trabajar en las fases iniciales donde el pronóstico es mucho mejor.

¿Cómo se puede crear mayor conciencia sobre este mal?

Una de cada 10 mujeres sufre o sufrirá cáncer de mamas. Es una tasa muy alta, lo suficiente como para que cada persona se adhiera a los programas de prevención, conciencia y cuidado. Hay que educar a la población, fomentar el autoexamen y aprender los síntomas de la patología. Una mamografía cada dos años no perjudica a nadie, son sólo 10 minutos y se pueden evitar muchos disgustos.
Medicina alternativa

Actualmente existen tratamientos alternativos o complementarios para ayudar a paliar los dolores y efectos adversos de la quimioterapia en las afectadas. Uso de hierbas medicinales o practicar yoga o reiki, entre otros, son algunas opciones que las pacientes eligen.

¿Los tratamientos alternativos ayudan a las mujeres con cáncer? ¿Se pueden implementar en vez de las quimioterapias?

Yo no digo que no haya lugar para la medicina alternativa, nunca diría eso. Primero, porque desconozco del tema y desde el desconocimiento no se puede dar una opinión válida. Lo que sí creo es que aún no hay evidencia suficiente para que un fármaco pueda ser sustituido por otras terapias. La medicina tradicional es tradicional porque fue sometida a un alto nivel de rigurosidad. Es algo regulado, no sólo a nivel de ética, sino que también de investigación, de mucho dinero invertido y esfuerzo detrás de cientos de especialistas. Sería una ligereza si quisiéramos sustituir la quimioterapia por el reiki, por ejemplo. No recomendaría a una paciente que deje de lado la medicina tradicional por la alternativa, aunque en todos los casos hay que consultar con el doctor tratante para tomar cualquier otro fármaco.
-2,5 millones de mujeres aproximadamente tendrán cáncer de mamas de aquí al 2025.

Link de noticia

This entry was posted in HoyxHoy and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>