¿Eres una TOFI?: Cuando ser delgado no significa estar sano

27/4/18

Regia. Esa es la primera palabra que se viene a la mente cuando se ve a una persona delgada caminando por la calle. Sin embargo, el que una persona sea flaca no quiere decir que no tenga un porcentaje alto de grasa en el cuerpo, es decir, TOFI. TOFI (Thin Outside, Fat Inside) es un término que se refiere a aquellas personas que por fuera lucen delgadas, debido a que tienen un peso normal según su estatura y sexo, pero que lamentablemente por dentro tienen porcentaje de masa grasa aumentado, el cual no sólo se encuentra en el tejido subcutáneo sino que además se encuentra alrededor de los órganos internos, también conocida como grasa visceral. Es decir, las personas TOFI son aquellas ‘flacas por fuera y gordas por dentro’.

Según explica la nutricionista de la empresa de alimentación saludable Daily Foods, María Fernanda Jara, la acumulación de grasa visceral o intraperitoneal afecta directamente a los órganos del cuerpo y también a los músculos, y se ha asociado con un riesgo aumentado de padecer resistencia a la insulina y diabetes tipo 2. La última Encuesta Nacional de Salud arrojó que la diabetes esta enfermedad afecta al 12,3% total de la población, es decir, a casi 2 millones de personas. Además, el estudio señala que, actualmente, se presenta con mayor frecuencia en personas jóvenes menores de 45 años, incluso manifestándose en adolescentes y en escolares. ‘Es importante que las población tome conciencia de que estar saludables no sólo se debe reflejar hacia el exterior como verse delgado o delgada. Ser una persona saludable tiene que ver mucho más con un estilo de vida el cual se mantiene a través del tiempo llevando una alimentación adecuada y el hábito de realizar actividad física’, afirma la especialista. El sobrepeso y la obesidad con sus distintos criterios de gravedad, son detectados a través del índice de masa corporal (IMC).

Este parámetro tiene muchas ventajas, ya que es fácil y barato de utilizar, sin embargo, no es efectivo al momento de detectar el riesgo de padecer síndrome metabólico como resultado del aumento del tejido graso visceral. De hecho, asegura la nutricionista de Daily Foods, es probable que existan personas con sobrepeso pero que de todas maneras tengan menor cantidad de grasa visceral, y por lo tanto, menor probabilidad de padecer este tipo de enfermedades no transmisibles. Finalmente, se consideran como más sanas que aquellas personas con peso normal pero con una masa grasa elevada.

Las personas clasificadas como TOFI se caracterizan por llevar estilos de vida poco saludables asociadas principalmente al sedentarismo y a la dieta. Como consecuencia de esto además tienen una sensibilidad a la insulina disminuida, mayor concentración de grasa abdominal y un perfil lipídico alterado, con mayores probabilidades de sufrir enfermedades coronarias. Además, pueden tener una acumulación excesiva de grasas en hígado o también conocido como hígado graso, lo que en un futuro puede causar cirrosis, además de estar aumentado el riesgo de padecer cáncer hepático. En cuanto a la alimentación, este tipo de personas se caracterizan por tener una mala calidad de alimentación debido a la selección de los alimentos, y esto no significa necesariamente que consumen más calorías de las que deberían, sino que consumen productos con alta cantidad de grasas y azúcares refinados por sobre el consumo de alimentos saludables como frutas, verduras, legumbres, frutos secos, etc.

‘El tejido graso o tejido adiposo es capaz de producir diversas sustancias que se relacionan con el desarrollo de resistencia a la insulina, con la regulación del peso corporal, con la función vascular, e incluso sustancias que afectan al sistema inmune’, asegura Jara. Chile es un país en su mayoría sedentario, la última Encuesta Nacional de Salud también reflejó que el 86,7% de la población no realiza más de 30 minutos de actividad física 3 veces a la semana. La realización de actividad física es un pilar clave en la prevención de enfermedades metabólicas, la recomendación de la Organización Mundial de Salud (OMS) para adultos es la de realizar al menos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada a la semana.

Es por eso que la especialista explica que la mejor manera de mantener un peso adecuado de manera saludable es llevando una dieta equilibrada y realizar actividad física de manera constante. Se recomienda, además, evitar las dietas que sean restrictivas en varios o en algún macronutriente, y aquellas que impliquen varias horas o incluso días de ayuno.

Link de noticia

This entry was posted in Diario 21 de Iquique and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>