René O’Ryan cumplió el sueño de su señora: saltaron juntos en paracaídas

7/3/18

Estoy feliz de estar vivo’, dice el ex instructor del reality ‘Pelotón

En agosto del año pasado aseguró que estaba luchando contra un cáncer al esófago. Dice que ni siquiera él se explica por qué se siente tan bien.
El fin de semana pasado, René O’Ryan (51 años) le hizo un regalo especial a su señora, Marta Bontá. El ex instructor del reality ‘Pelotón’ la acompañó en su salto tándem en paracaidismo. ‘Hace cuatro años veníamos intentándolo y por alguna razón no podíamos. Una vez porque justo se nubló cuando nos estábamos por subir al avión, otra vez porque había mucho viento’, comenta el ex capitán de fragata y buzo táctico de la Armada. O’Ryan y su mujer saltaron en Concón desde un avión Cessna.

‘Le pedí a un amigo que nos acompañara para que filmara y tomara fotos del salto’, explica sobre las imágenes que compartió después en su Facebook. -¿Le gustó a su señora? -Quedó fascinada. Fue tanto lo que esperó por este salto que ahora quiere repetirse el plato. Pero tiene que ser improvisado. Cuando son saltos muy programados siempre pasa algo que lo arruina todo en último minuto.

-En agosto del año pasado, usted contó que tenía un cáncer grado 4 en su esófago y en septiembre dijo en el programa ‘Mentiras verdaderas’ que se le había extendido al hígado. ¿Cómo está su salud? -Estoy paradito. Inicialmente, cuando me dieron el diagnóstico de cáncer al esófago en diciembre del 2016, me dieron ocho meses de vida máximo. Según los doctores, yo debería haber muerto en septiembre. ¿Quién puede estar saltando en paracaídas si está tan mal? -La lógica dice que ninguna persona con un cáncer tan avanzado podría estar bien. -A mí me dieron fecha de término.

Yo he demostrado que las reglas del juego no las imponen los doctores, las maneja cada uno. Todas las personas lo pueden lograr si entienden qué es el cáncer y cómo se combate. Todo se basa en entender qué hay que hacer para estar vivo. De partida, hay que entender que el miedo es tu peor enemigo porque te va a llevar a la muerte. -¿Está haciendo algún tratamiento? -Ninguno con doctores.

No quise seguir haciendo la quimioterapia que empecé el año pasado porque casi me morí, bajé 25 kilos de peso. De hecho, recién busqué a una doctora especialista en hígado para que me explique por qué estoy así. Ella tiene todos mis antecedentes y diagnósticos de cáncer de esófago, con metástasis en los ganglios y cáncer de hígado. -¿Qué dice la doctora? -Me está haciendo un montón de exámenes. Yo quiero que me explique por qué recuperé mi masa muscular y estoy pesando 89 kilos sin entrenar.

Porque una cosa es que trabaje de entrenador de TRX y otra es ir al gimnasio. Dejé de ir para focalizarme totalmente en mi cáncer. Yo me cuestiono a cada rato por qué sigo vivo. O’Ryan cuenta que ha probado tratamientos alternativos como la acupuntura y el biomagnetismo. ‘Las personas esperan que les den tips para mejorarse y no hay tips acá. No existe el remedio milagroso que te lo tomas y desaparece el cáncer.

Sólo puedo decir que hoy mi clave es alimentarme bien, con los nutrientes necesarios (eliminó el azúcar y sus derivados) para tener el sistema inmunológico impecable. Mi comida es orgánica preparada en base a la nanotecnología’. -¿Cómo han salido los exámenes? -Todavía no tengo las respuestas. No sé si tengo cáncer o no. Lo único que sé es que me siento fantástico. Para que alguien diga le gané al cáncer tiene que esperar cinco años desde el diagnóstico. Yo estoy feliz de estar vivo.

Link de noticia

This entry was posted in Lun, Tiempo libre and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>