Atienda las señales que entrega el silencioso cáncer de tiroides

28/2/18

No hay cómo prevenirlo, pero si se diagnostica a tiempo, es posible derrotarlo: si siente un nódulo en la zona, haga como Eduardo Fuentes y consulte al “doc”

‘Yo me acabo de enterar que tengo cáncer, que me debo operar para extirparlo y que, gracias a un accidente, logré pillarlo a tiempo’. Este es el más que preocupante mensaje que publicó, a través de un video en redes sociales, el animador de radio y televisión, Eduardo Fuentes, para contar que padece cáncer a la tiroides, por el que ayer fue intervenido para extirpar el órgano.

Pese a todo lo malo, el conductor del programa ‘Mentiras Verdaderas’, de La Red, se encuentra esperanzado y optimista para enfrentar la enfermedad, ya que según los especialistas, es una de las que tiene mejor pronóstico.

¿Qué produce el cáncer de tiroides? El cáncer de tiroides es el cáncer endocrinológico más frecuente. Sin embargo, es raro en comparación con otros males oncológicos.

Según información del Departamento de Endocrinología UC y la Corporación Nacional del Cáncer, Conac, en Chile no existe un registro nacional de cáncer de tiroides, pero algunos estudios mostrarían una prevalencia cercana al 3% de la población y aunque afecta a ambos sexos, es más frecuente en mujeres, principalmente desde los 40 años.

‘El cáncer de tiroides es mucho más común en personas que arrastran un historial familiar de la enfermedad. No hay manera de prevenirlo. El diagnóstico precoz es clave, por eso, lo principal es que quienes tengan antecedentes familiares, se realicen ecografía de tiroides periódicamente’, explica el cirujano de cuello y cabeza, y experto en cáncer tiroides de Clínica Las Condes, Gustavo Vial.

OJO CON LOS SÍNTOMAS
Según alerta el doctor Rodrigo Montes, cirujano del Centro Clínico del Cáncer, los pacientes pueden llegar con síntomas, como la presencia de un nódulo de consistencia firme que crece rápidamente, cambios asociados como disfonía y/o la constatación de ganglios aumentados de tamaño junto con el nódulo, o bien, ser diagnosticados en forma accidental.

‘Lo habitual es que los pacientes consulten a un médico por una situación en particular y que, producto de ello, se realice una exploración al cuello, donde se palpe el nódulo’, agrega el experto.

Ahora, ¿dónde debe ir si siente un nódulo en el cuello? A juicio del doctor Montes, lo relevante es que el paciente se dirija a un centro especializado, para realizarse un examen físico y una ecografía de tiroides.

‘De esta forma, y según las características imagenológicas, se decide hacer o no una punción, para el posterior estudio histológico. Con el conjunto de variables, se decide el paso a seguir: desde la mera observación clínica y ecografía al cabo de unos meses, a la repetición de la punción o directamente la cirugía. Lo importante es que la decisión que se tome sea individualizada según cada caso’, complementa el cirujano en cuello y cabeza.

Tratamientos. El tratamiento depende de la causa y de la gravedad de los síntomas que presenta el paciente, y es aplicado por un equipo multidisciplinario. Los pacientes reciben un tratamiento a su medida, lo cual favorece el pronóstico de cáncer y disminuye el riesgo de complicaciones asociadas.

Conforme a información proporcionada por la página web de Clínica Las Condes, ante la presencia de cáncer o de una lesión altamente sospechosa, son tres los procedimientos a seguir: cirugía, yodo radiactivo y medicamentos (ver recuadro).

TRATAMIENTOS QUE CURAN

– Cirugía. A través de una tiroidectomía total, se extraen los nódulos y se llevan a análisis. Si se confirma que son cancerosos, se extirpa la totalidad de la glándula tiroidea y se estudian los ganglios de alrededor, que también se sacan si están afectados.

– Yodo radiactivo. No requiere quimioterapia y, en su lugar, se utiliza un tratamiento con yodo radiactivo, que es más rápido y menos agresivo para los pacientes, a la vez que es muy efectivo.

Para administrar el yodo radiactivo, es necesario evitar que el alto índice de radioactividad con que queda el paciente irradie a otras personas. Por ello, debe permanecer aislada durante tres días en una habitación especial y evitar el contacto físico con los demás.

– Medicamentos. Si bien se puede vivir sin tiroides, no se puede vivir sin las hormonas que esta produce. Por lo mismo, tras la cirugía y su extirpación con yodo radiactivo, es necesaria la administración de hormona sintética levotiroxina.
CHILE 3% de los chilenos presentan cáncer de tiroides, según estudios especializados sobre el tema.
LA VOZ DEL EXPERTO

GUSTAVO VIAL Cirujano de cuello y cabeza, Clínica Las Condes.

“No hay manera de prevenirlo. El diagnóstico precoz es clave, sobre todo para las personas que tienen antecedentes familiares”.

Link de noticia

This entry was posted in La Cuarta, Vivir Bien and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>