Análisis Radiología: Uno de los grandes soportes de la medicina moderna

24/1/18

“Un desafío y una necesidad para todas las instituciones educacionales en salud es orientar sus programas de estudios y perfiles, de acuerdo a los actuales escenarios, en donde el mundo de las imágenes médicas evoluciona a pasos agigantados”.
Desde su descubrimiento en 1895 por el físico alemán Wilhelm Conrad Röntgen, la radiología ha estado vinculada a la tecnología y ha evolucionado con esta, comenzando como una simple investigación con un tubo de Crookes hasta la fabricación de equipos modernos y complejos, que entregan una alta calidad imagenológica, permitiendo demostrar desde una simple fractura hasta diversas enfermedades en etapas tempranas, tratando patologías como el cáncer a través de los equipos de radioterapia y realizando procedimientos intervencionistas como la angioplastia y angiografía.

Pero no solo los equipos han progresado; los medios de contraste que se utilizan en los diversos exámenes han mejorado, reduciendo cada vez más la posibilidad de una reacción adversa. La evolución de los equipos e insumos imagenológicos, unidos a los avances de la bioinformática, han implementado nuevas plataformas de trabajo como DICOM (Digital Communication in Medicine), enfocada en el lenguaje universal electrónico de los equipos, HIS (Hospital InformationSystem) que permite manejar datos demográficos del paciente, pagos, información clínica, resultados de exámenes médicos, y el PACS (Picture Archiving CommunicationSystems) que permite almacenar y distribuir las imágenes no solo dentro de un mismo servicio imagenológico, sino también enviarlas para ser informadas o simplemente visualizadas en otra ciudad o país por medio de la telerradiología.

Todas estas herramientas han permitido que la radiología sea posicionada como uno de los grandes soportes de la medicina moderna, ya que gran parte de los diagnósticos médicos se basan en los resultados de los exámenes radiológicos. Por esto, se necesitan equipos eficaces, rápidos y de alta resolución de imagen, con profesionales preparados para desempeñarse en las diversas áreas de la radiología, teniendo las competencias necesarias para manipular aparatos de última generación, manteniendo siempre un propósito y la pasión por su trabajo, sin dejar de lado el humanismo. Siendo capaces de entregar exámenes de calidad sin perder la calidez en la atención, ya que su objetivo principal es el bienestar del paciente.

Formación de profesionales

Este tema se transforma entonces en un desafío y una necesidad para todas las instituciones educacionales en salud: orientar sus programas de estudios y perfiles, de acuerdo a los actuales escenarios, en donde el mundo de las imágenes médicas evoluciona a pasos agigantados. Una de las grandes implementaciones que han realizado las diversas casas de estudios son los centros de simulación, herramienta útil para empoderar a los estudiantes y estimular el aprendizaje conceptual, procedimental y actitudinal.

Con los avances en la tecnología y el aumento de equipos imagenológicos, el uso de la radiación ionizante se ha masificado. Cuando se descubrieron los rayos X no existía conocimiento del daño que podían ocasionar y se abusó de ellos, provocando incluso la muerte. Hoy existen organismos internacionales que entregan recomendaciones, tanto para el profesional ocupacional expuesto como para el paciente, por lo que resulta de gran importancia que dentro de la formación educacional se enseñe y actualice sobre la protección radiológica, y que esos conocimientos sean transmitidos a los pacientes dando la tranquilidad y seguridad de que se realizarán exámenes y/o procedimientos radiológicos de calidad, con la mínima dosis de radiación.

En este contexto, las instituciones de educación adquieren un rol fundamental dentro de la formación de la persona, contribuyendo a la educación continua y permitiendo mantener al profesional actualizado en los conocimientos, profundizando en las áreas de interés, accediendo a nuevos procedimientos y tecnologías en los equipos imagenológicos, y logrando que tenga un mejor desempeño laboral.

La educación debe estar a la vanguardia, ofreciendo un abanico de posibilidades con alto prestigio y calidad. Sin duda, el mayor desafío que enfrenta la formación de los futuros profesionales que realizarán exámenes y procedimientos radiológicos en Chile es que al término de su formación deben ser expertos en sus áreas, con manejo bioinformático, ética y habilidades para enfrentar el nuevo y moderno mundo laboral.
POR GABRIELA DÍAZ-MUÑOZ IHMAIDAN Tecnóloga médica y docente de la Escuela de Salud Duoc UC-

Link de noticia

This entry was posted in El Mercurio, Suplemento and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>