Farmacias ofrecen al público solo un 42% del total de remedios más baratos

15/6/17

Cifras del Sernac sobre un estudio realizado en enero de este año

Se detectó que con lo que paga por una caja de medicamento original se podrían comprar 34 cajas de bioequivalentes genéricos.
MAURICIO RUIZ
Otra vez quedó en evidencia de que los remedios bioequivalentes genéricos o de marca son, por lejos, mucho más baratos que el medicamento original, según el último estudio del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

En 20 tríos comparados – el producto original, el bioequivalente genérico y el de marca- las diferencias fueron revelantes. Por ejemplo, el principio activo Omeprazol, destinado al tratamiento de úlceras gástricas, tiene un bioequivalente genérico que vale $1.099 versus el bioequivalente de marca, que cuesta 12.390 pesos. Y aunque sube harto en valor de este último con el genérico, igual sigue siendo más barato que el remedio original, que se llama Losec, y que vale $36.261. En resumen, una persona puede comprar hasta 34 cajas de bioequivalente genérico con el mismo dinero que gasta en el medicamento original.

El director del Sernac, Ernesto Muñoz, explicó que al comparar este último sondeo, realizado en enero de este año, con los efectuados en 2015 y 2016, se detectó que las diferencias de precios se han mantenido en el tiempo y, por ende, también el beneficio hacia los consumidores que prefieren los bioequivalentes genéricos.
Poca disponibilidad

Sin embargo, surge un problema grande para el consumidor: la oferta de estos productos es aún tímida en los puntos de venta. De acuerdo al estudio del Sernac, de los 1.262 productos bioequivalentes vigentes, certificados por el Instituto de Salud Pública (ISP), sólo el 42% está disponible en las tres cadenas de farmacias más grandes. Salcobrand tiene el 54% del listado; Ahumada el 42,4%, y Cruz Verde sólo 19,3%. En contraste, la cadena de Farmacias del Dr. Simi dispone del 64% del listado.

‘Esto se debe a que el mercado de farmacias y laboratorios busca todos los mecanismos para resistirse a este beneficio de acceso a medicamento a menor precio y calidad certificada. Y una de esas formas es no tener medicamentos bioequivalentes disponibles al consumidor’, dice Jaime Mañalich, ex ministro de Salud, impulsor de la Ley de Fármacos que exigió la bioequivalencia certificada. Por lo mismo, exige más fiscalización del ISP para que así las farmacias tengan una oferta más amplia de bioequivalentes. ‘El ISP no está cumpliendo bien con sus atribuciones’, asevera Mañalich.

Sergio Muñoz, jefe de la sección Farmacias del ISP, asegura que la normativa vigente no exige que todos los equivalentes estén en las vitrinas de las farmacias. ‘Lo que exige es tener un arsenal mínimo, que es un petitorio de sólo 215 productos disponibles y de esos sólo 30% aproximadamente es bioequivalente en la actualidad. Por eso, es crucial que las personas exijan bioequivalentes y coticen en distintas farmacias, para que las cadenas se vean en la necesidad de tener disponibles esos productos’, dice Muñoz.

Elmer Torres, vicepresidente ejecutivo de Asilfa, entidad gremial que reúne a los laboratorios, da tres razones para explicar el bajo porcentaje de bioequivalentes en el mercado, según la muestra del Sernac: ‘No todos los productos de bioequivalencia que están en el listado del ISP han salido al mercado porque aún están cumpliendo con la certificación que tiene plazo hasta diciembre de este año. Segundo, muchos productos que estaban en el mercado fueron retirados porque, por razones de costo, los laboratorios no pudieron seguir adelante con la bioequivalencia. Y tercero, las cadenas de farmacias con sus marcas propias han impuesto sus productos en sus locales’.

This entry was posted in Economía, Lun and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>