Alto consumo de verduras reduce riesgo de cáncer de mama

Después de analizar la dieta de casi 190 mil mujeres, investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H Chan de la Universidad de Harvard descubrieron que quienes comían más de 5,5 porciones de frutas o verduras al día tenían 11% menos de riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esto, en comparación con aquellas que consumían 2,5 porciones o menos.

De acuerdo con los científicos, una porción se define como una taza de verduras de hoja crudas, media taza de verduras crudas o cocidas, o media taza de frutas picadas o cocidas.

En sus hallazgos, los vegetales de color amarillo y anaranjados, al igual que las verduras crucíferas como el brócoli o el repollo, tuvieron una asociación significativamente mayor con un menor riesgo.

‘Esta investigación proporciona la imagen más completa de la importancia de consumir grandes cantidades de frutas y verduras para la prevención del cáncer de mama’, explicó la doctora Maryam Farvid, líder del estudio.

Los investigadores también observaron que cuando se consumen abundantemente frutas y verduras, los riesgos de padecer tumores más agresivos —como los ER- y los HER2—, son inferiores.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Gastos “de bolsillo” en salud

Interesa proteger más eficazmente a quienes deben desembolsar en medicamentos una proporción demasiado elevada de sus ingresos.
Chile es uno de los países que presentan el mayor gasto ‘de bolsillo’ en salud, es decir, aquel que es financiado directamente por las personas y no cubierto por seguros, Fonasa o isapres. Por cierto, mediciones como esta son imprecisas, pero revelan uno de los desafíos de nuestro sistema de salud, el cual, paradójicamente, es al mismo tiempo uno de los que exhiben mayor cobertura. Lo que sucede es que esta última deja de lado muchos factores que son parte del gasto. La evidencia disponible es que la mayor proporción de este gasto de bolsillo corresponde a medicamentos (38%). Otros componentes importantes son consultas médicas (20%) y servicios de laboratorio y rayos (12%). Todo indica que estos desembolsos van al alza. Un estudio realizado por investigadores del Centro de Estudios Públicos, por ejemplo, concluyó que, entre 2012 y 2016, este gasto creció, en términos reales, un 50%, llegando a $31 mil por persona, es decir, un total que se acerca a los $100 mil mensuales para el hogar promedio de Chile. Dicha evolución significa que los gastos de bolsillo pasaron de representar en 2012 el 5,2 % de los desembolsos del hogar, al 6,2 % en 2016.

Pero los promedios pueden ser engañosos. Así, algo más del 20% de los hogares no reportan gastos de bolsillo en salud (los datos utilizados en el estudio provienen de las encuestas de presupuestos familiares realizadas por el INE), y otro 30% consigna gastos de bolsillo inferiores al 2% de su presupuesto. Sin embargo, hay también un 10% de los hogares que señalan destinar entre 15% y hasta 81% de su presupuesto a gastos de salud de bolsillo, con un promedio de 25%. En general, aunque no de manera exclusiva, estos altos desembolsos corresponden a hogares con adultos mayores. Se trata de una circunstancia a la que la política pública le ha puesto escasa atención, pero que permite entender por qué una de las principales inseguridades de la población tiene que ver con el financiamiento de una enfermedad grave; esto independientemente, incluso, de que las intervenciones que esa enfermedad pueda suscitar estén bien cubiertas. En efecto, en esas circunstancias, el principal gasto de bolsillo —los medicamentos— puede alcanzar niveles muy elevados. Los avances que ha habido al respecto, como la así llamada Ley Ricarte Soto, son insuficientes y, en el caso particular de esa normativa, pueden presentar un diseño inadecuado.

A propósito de esta realidad, dos elementos merecen especial consideración por parte de las autoridades. Uno es el funcionamiento del mercado de los medicamentos. Este es de una complejidad alta, pero diversos antecedentes —que, debe reconocerse, resultan a menudo anecdóticos— sugieren que sus precios en nuestro país son elevados. Durante la última campaña, el entonces candidato Sebastián Piñera suscribió este planteamiento y, ya como Presidente, envió en mayo indicaciones a un proyecto al respecto discutido en el Senado. Ellas apuntan a lograr una mayor transparencia de los precios en toda la cadena productiva, nuevos canales de comercialización que incluyen a Cenabast y la posibilidad de fraccionamiento en la venta de medicamentos. Con todo, no es evidente que estas o las otras propuestas del proyecto sean suficientes para eliminar las distorsiones que incrementan los valores en este mercado. De hecho, y como se informa en esta edición, ya una primera Ley de Fármacos ha tenido efectos no previstos.

Por otra parte, interesa proteger más eficazmente a quienes deben desembolsar en medicamentos una proporción demasiado elevada de sus ingresos. Eso supone revisar el alcance de la política de seguros. El Presidente Piñera, en muchas ocasiones, ha puesto énfasis en la necesidad de proteger a la clase media (y cabe entender que también a grupos vulnerables) de situaciones que escapan a su control. En este caso, una forma de hacerlo sería, por ejemplo, asegurar que los gastos en medicamentos no superen en ningún hogar más de una proporción definida de sus ingresos. No parece una política imposible de fiscalizar y tampoco, a juzgar por los antecedentes que reporta este estudio, de financiar gradualmente.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Un test de sangre podría detectar el melanoma

Un grupo de científicos australianos anunció ayer un análisis de sangre que podría ayudar a los médicos a detectar el melanoma, un tipo de cáncer de piel muy agresivo, antes de que se propague al resto del cuerpo.

Los experimentos en los que se probó el test arrojaron un diagnóstico precoz en el 79% de los casos, según los autores del estudio en el que participaron 105 pacientes con melanoma y 104 personas sanas.

Ahora, los investigadores están preparando un trabajo clínico que durará tres años para validar sus conclusiones y disponer del test.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Salud adquirirá 31 mamógrafos

Como una forma de ampliar la detección precoz del cáncer de mamas en la Atención Primaria de Salud, es decir, en consultorios y centros de salud familiar, es que el Ministerio de Salud adquirirá 31 nuevos mamógrafos, ocho de los cuales son móviles, los que se sumarán a los actuales 14.

Esta iniciativa involucra una inversión de $ 4.500 millones y beneficiará a pacientes de las comunas de Calama, Copiapó, La Serena, San Antonio, La Ligua, Villa Alemana, San Felipe, Puente Alto, Huechuraba, Talagante, Melipilla, Santa Cruz, Curicó, Linares, Bulnes , San Pedro de la Paz, Talcahuano, Hualpén, Traiguén, Temuco y Mariquina. “Actualmente, la cobertura de mamografías en la atención primaria es de un 36% y con esta adquisición queremos llegar al 70%”, dijo el ministro de Salud, Emilio Santelices.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in La Tercera | Leave a comment

Al menos 198 medicamentos se han dejado de vender en el país en los últimos cuatro años

La mayor parte de estos corresponde a productos genéricos, que suelen tener los precios más bajos. Esto, según el estudio, es ‘un efecto indeseado de la Ley de Fármacos’ que rige desde 2014.
La Ley de Fármacos, que rige desde febrero de 2014, presionó para que determinados medicamentos pasaran por el proceso de bioequivalencia, es decir, comprobaran que su efecto terapéutico es el mismo que el original. Esto porque la norma vigente hasta hoy permite que un medicamento solo se pueda intercambiar con otro en la farmacia si es que es por un bioequivalente.

Bajo esa legislación, según un estudio realizado por la Fundación Politopedia, al menos 198 medicamentos se han dejado de vender en el país, en gran parte por el efecto de esta política de los últimos cuatro años.

El estudio afirma que los fármacos que desaparecieron del mercado corresponden a 26 principios activos, que no tienen bioequivalencia, pese a la exigencia de la ley.

De ellos, hay 19 en los que se registró una disminución del total de medicamentos, pasando de 224 a 78 que actualmente están disponibles, en solo cuatro años (ver infografía).

De los medicamentos que se mantienen a la venta, 52 son los originales, que suelen tener los precios más elevados y 26 son productos similares (copias de los innovadores pero que tienen una marca). Todos los fármacos genéricos (copias que se comercializan por el nombre del principio activo), que suelen ser los más económicos, dejaron de venderse.

El caso más dramático se ve en los otros siete principios activos, que corresponden a 52 medicamentos. De ellos, actualmente ninguno se encuentra a la venta en el país. Algunos ejemplos son la Bromocriptina que se utiliza como tratamiento contra la infertilidad, la Pioglitazona usada en pacientes con diabetes tipo II, o la Estavudina que se usa para tratar el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH).

Según Victoria Beaumont, directora ejecutiva de la fundación, la salida de estos medicamentos tiene una directa relación con la obligación de certificarse como bioequivalentes que impuso la Ley de Fármacos y el costo que tienen los estudios necesarios para realizar este proceso.

“El resultado que muestra el análisis da cuenta de un efecto indeseado de la Ley de Fármacos pues al no considerarse en la discusión la complejidad de la industria en un mercado pequeño como el chileno, se desincentivó a competidores pequeños a invertir en la bioequivalencia”, asegura Beaumont.

Agrega que “el efecto para las personas es directo, pues al no tener productos con bioequivalencia no se produjo la prometida baja de precios, y los medicamentos que quedan en el mercado son los referentes o los similares y no las alternativas más baratas”.

Impacto

Esto se observa, por ejemplo, en el caso del Litio, fármaco utilizado para el tratamiento de la depresión. De los 13 medicamentos que existían antes de 2014, actualmente solo están disponibles seis. Todas las opciones genéricas dejaron de venderse, y solo quedan los fármacos originales y similares que cuestan, en promedio, $20 mil.

Para Elmer Torres, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (Asilfa), “la bioequivalencia significó avanzar en los procesos de validación, pero tuvo un impacto negativo porque hubo un incremento en los precios y una menor variedad de productos y competencia”.

Por su parte, Patricio Huenchuñir, jefe del Departamento de Políticas Farmacéuticas y Profesiones Médicas del Ministerio de Salud cuando se implementó la Ley de Fármacos, asegura que el hecho de que haya menos actores en el mercado puede significar un aumento en los precios. Sin embargo, agrega que “la bioequivalencia es una buena política pública que hay que potenciarla”.

Justamente, el proyecto de Ley de Fármacos II, que actualmente se discute en la Cámara de Diputados, busca impulsar esta iniciativa, que según Huenchuñir, ha extendido el uso de genéricos entre los pacientes.

Competencia
Según los laboratorios, la menor variedad de fármacos ha significado un aumento en los precios.

Comparación

Ley de Fármacos I. Esta normativa, que entró en vigencia en febrero de 2014, prometía disminuir el costo de los medicamentos. Entre las medidas que se incluyeron están la venta en góndolas de farmacias de medicamentos que no necesitan receta médica para su dispensación y la obligación de que los fármacos lleven los precios en las cajas.

Además, permitió la intercambiabilidad de medicamentos, es decir, una persona que va con una receta médica a la farmacia puede cambiar el producto por otro, solo en el caso que sea bioequivalente.

Ley de Fármacos II. Es un proyecto que está en discusión en segundo trámite en la Cámara de Diputados, y el Gobierno le dio urgencia simple. Este busca que los médicos prescriban los fármacos por su denominación común internacional (DCI), aunque permite que agreguen el nombre de fantasía de forma opcional.

Además, busca permitir la venta de fármacos que no requieren receta en supermercados y otros establecimientos similares.

Indicaciones. El Gobierno ingresó cambios al proyecto, que incluyen la obligación de las farmacias a notificar sus valores a un comparador de precios.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Más de $30 millones al mes cuestan los fármacos más caros

Años de estudio y grandes sumas de inversión en el desarrollo explican en parte el alto precio que alcanzan algunos medicamentos, lo que dificulta su acceso a los pacientes.
Un tratamiento que cuesta alrededor de 32 millones de pesos al mes es el que necesita Javiera Mansilla (17), para mantener a raya el síndrome hemolítico urémico atípico, una extraña patología que afecta la sangre y que pone en riesgo su vida. Hace una semana se conoció su caso, cuando la familia comenzó a pedir ayuda para costearlo.

Se trata de eculizimab o Soliris, por su nombre comercial, considerado uno de los fármacos más costosos del planeta: en promedio, el tratamiento anual puede alcanzar los 350 millones de pesos. Una cifra que está lejos del bolsillo de la mayoría y que sin embargo se repite en otras drogas disponibles en el mercado (ver recuadro).

Así ocurre sobre todo con tratamientos para las llamadas “enfermedades raras”, patologías poco frecuentes y que se estima afectan a una de cada 2.000 personas. Tal como ocurre con el síndrome que padece Javiera y del cual solo se conocen once casos en el país.

Terapias génicas

“En Chile se estima que hay alrededor de un millón de pacientes con estas patologías, cerca del 8% de la población”, explica Víctor Rodríguez, presidente de la Federación Chilena de Enfermedades Raras (Fecher), entidad que congrega a 160 agrupaciones. En total, Fecher reúne a cerca de 360 mil chilenos con enfermedades poco frecuentes.

“Casos como el de Javiera son muy comunes y nos enfrentamos a ellos todos los días. Por ejemplo, en Chile hay 160 niños diagnosticados con atrofia muscular espinal, que requieren un tratamiento que fácil puede llegar a los 400 millones de pesos al año”.

Este universo reducido de pacientes es, por una parte, una de las razones del alto precio que alcanzan algunos medicamentos. En la medida en que hay poca demanda, no se genera demasiada oferta de productos, como lo explican los expertos.

“El precio también tiene que ver con el costo de desarrollar el medicamento”, precisa el doctor Claudio Hetz, biotecnólogo y director alterno del Instituto de Neurociencia Biomédica (BNI), de la U. de Chile. “Desde que se descubre un blanco terapéutico hasta que llega a comercializarse, pueden pasar diez a doce años, lo que supone mucha inversión”.

Soliris, por ejemplo, requirió US$ 800 millones de inversión y 15 años de investigación.

Además, la complejidad de estas patologías requiere de terapias especializadas, como los medicamentos biológicos o terapias génicas, “cuyo costo de producción es mucho más alto que el de los medicamentos tradicionales”, agrega el doctor Leonel Rojo, profesor de biomedicina en la U. de Santiago. “Los laboratorios necesitan compensar la inversión realizada”.

Eso lo consiguen en parte gracias a las patentes de producción, que durante diez o más años limitan que otros laboratorios repliquen esos medicamentos innovadores. Una vez que estas caducan, la oferta aumenta y los precios disminuyen.

Aun así, los gastos para los pacientes y sus familias siguen siendo altos. Si bien en algunos casos se trata de tratamientos curativos, que necesitan una o pocas dosis, en un porcentaje considerable son terapias paliativas que se requieren de por vida. Lo que supone sumar decenas de miles de dólares cada mes.

“Esto ha generado un enorme debate ético -dice Hetz-, lo que ha llevado a la búsqueda de alternativas para solventar estos tratamientos”. Ahí es donde surgen fundaciones de apoyo o convenios con los laboratorios fabricantes.

En Chile, Víctor Rodríguez dice que los pacientes con enfermedades raras quedan fuera de las coberturas o subvenciones, porque no cumplen con los requisitos que se exigen, como guías clínicas. “Lo que hacen los pacientes es recurrir a la corte y poner recursos de protección, pero no siempre con éxito”. También están a la espera de ser incorporados a la Ley Ricarte Soto.

“Es la única manera de acceder a los tratamientos. La mayoría de estos pacientes ha tardado años en llegar al diagnóstico y gastan mucho en exámenes y hospitalizaciones, por lo que ya están endeudados y no tienen financiamiento para acceder al tratamiento”.
Los tratamientos de mayor costo
Organizaciones como GoodRx y FiercePharma, en EE.UU., que rastrean los precios de los medicamentos y los clasifican, elaboran rankings con los fármacos más caros del mercado. En Chile los precios pueden ser más elevados.

Entre estos se encuentran Acthar gel ($411 millones de tratamiento al año), medicamento para varias enfermedades, desde espasmos musculares en niños hasta síntomas de esclerosis múltiple, desórdenes reumáticos, lupus y otros.

Actimmune ($409 millones), usado para fortalecer el sistema inmune en pacientes con enfermedad granulomatosa crónica, una condición hereditaria en la que ciertas células inmunes no funcionan de manera apropiada.

Soliris ($350 millones), utilizado para el tratamiento de dos extrañas condiciones que afectan la sangre: la hemoglobinemia paroxismal nocturna y el síndrome urémico hemolítico atípico.

Naglazyme ($238 millones), una enzima que se utiliza para tratar el síndrome de Maroteaux-Lamy, una enfermedad metabólica que provoca dolor y reduce los movimientos.

Cinryze ($228 millones), que previene ataques en pacientes con angioedema hereditario, que causa hinchazón severa en la cara y las vías respiratorias.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Javiera Suárez: “El doctor me dijo: It’s amazing”

La periodista viajó junto a su esposo y a su hijo hasta Estados Unidos para tener cita en el Memorial Sloan Kettering. Su médico calificó su respuesta a quimioterapia como ‘increíble’.
Este martes, la bitácora clínica de Javiera Suárez (35) tuvo un hito relevante allá en el otro hemisferio. En compañía de su esposo, el médico Cristián Arriagada, y de Pedrito, su hijo de un año y medio, llegó hasta el Memorial Sloan Kettering, recinto especializado en cáncer ubicado en la ciudad de Nueva York.

La periodista y conductora fue a ver nuevas opciones para el melanoma (cáncer a la piel) que padece desde hace dos años. ‘Decidimos venir acá, porque es una de las clínicas que mejor experticia tiene respecto al melanoma en el mundo. No es que los médicos sean mejores acá. Por un tema de densidad de población, en este centro, que es especializado en cáncer, llegan muchos más casos de melanoma, hay más historial de eso’.

-¿Y en qué consistió su visita?

-Tuve la suerte de poder venir a ver a uno de los doctores del equipo de oncología en melanoma del centro. La hora la sacamos hace un tiempo, cuando yo estuve muy mal de salud, mal, mal, mal. Personalmente se me pasó por la cabeza que me podía morir. Lo vi como una opción, a pesar de que yo no quisiera, pero mi cuerpo estaba mal en esa época.

Le dije a Cristián ‘necesito irme ahora a EE.UU.’, porque sentía que nos íbamos a quedar sin alternativas en Chile. Y gracias a Dios nos dieron la hora para este tiempo porque el escenario es absolutamente distinto al que vivíamos dos meses y medio atrás. Javiera se refiere al resultado médico que recibió antes de su viaje. El miércoles pasado, su último PET (Positron Emission Tomography o Tomografía de Emisión de Positrones), que es el examen que determina si el cáncer avanza o retrocede, develó que gran parte de los tumores que tenía en sus diferentes órganos habían desaparecido gracias a la quimioterapia.

-¿Qué le dijo el médico que la atendió allá, Javiera?

-Al inicio me dijo que ya conocía el caso. Los doctores en Chile ya lo habían contactado sobre qué se hacía con esta mujer que estaba esperando guagua (N. de la R.: Javiera Suárez enfrentó su cáncer mientras esperaba a su primer hijo, Pedro). Él me dijo que era el primer caso que le tocaba así, donde una mujer haciéndose inmunoterapia, tenía a su hijo. Luego, le mostré fotos de Pedrito. Después, el doctor, en sus palabras, me dijo ‘this is amazing, it’s amazing (esto es increíble, increíble)’. Me dijo que la respuesta que tuve a la quimioterapia en dos meses y medio había sido increíble. Quedamos felices, ahora nos queda esperar esta semana lo que él nos vaya aconsejar hacer.

-¿Qué viene ahora?

-Durante esta semana el doctor, cuyo nombre prefiero no decirlo porque no lo conozco tanto, va a contactarse con mi oncólogo en Chile, que es espectacular. Ahí van a decidir en conjunto qué pasos vienen. Por mientras yo voy a seguir con quimioterapia y van a ver si es que cambiamos el tratamiento a inmunoterapia. Ahora mismo la respuesta de mi cuerpo ha sido espectacular, pero siempre hay que ponerse en todos los escenarios.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in Lun | Leave a comment

Ministro de Salud descartó haber favorecido a empresa

El ministro de Salud, Emilio Santelices, descartó eventuales conflictos de interés por las acciones que tuvo de una empresa que mantiene contratos con Fonasa.

Tal como afirmó la semana pasada, el ministro reconoció en la comisión de Salud de la Cámara que a través de la sociedad de inversiones San Gabriel Limitada compró acciones por $40 millones en la empresa de tecnologías de información Sonda, pero aseguró que estas fueron adquiridas en julio del año pasado (cuando no era ministro) y las vendió la semana pasada.

El ministro reiteró que “no hay conflicto de interés” y añadió que “no he firmado ningún tipo de contrato que pudiera favorecer directa o indirectamente a Sonda”.

Santelices agregó que “para muestra de total independencia de juicio”, el 31 de mayo se aplicó una multa a la empresa por US$ 48 mil.

Santelices afirmó que envió los antecedentes al Consejo para la Transparencia. Diputados de oposición fueron ayer a la Contraloría para pedir que analice el tema.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in El Mercurio | Leave a comment

Precios de fármacos

Respecto del debate por el alto precio de los medicamentos y las diversas medidas propuestas para solucionar este grave problema de salud pública, es importante recalcar que existen alternativas más económicas.

Se trata de los remedios bioequivalentes y, en particular, la compra en farmacias independientes, que representan el 50% del total de farmacias, pero sólo venden un 5% del total del mercado. Las cadenas de farmacias, que representan también un 50%, venden el 95% del total. Incentivar la compra en estos pequeños negocios, que mantienen stock de todos los medicamentos, es clave.

Para ello se requiere un cambio cultural importante de nuestra sociedad. Carecen de poder publicitario, por lo que aún muchos ciudadanos no las consideran una alternativa viable y prefieren ir a las cadenas de farmacias conocidas, a pesar de que tienen los medicamentos más caros. Actualmente existen aplicaciones como www.tufarmacia. gob.cl y Remedia, que es una ‘app’ para teléfonos móviles; éstas además permiten comparar los precios de los remedios entre las farmacias más cercanas.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in Lun | Leave a comment

Las riquezas de las lagunas del Loa

Es indispensable procurar el respaldo patrimonial de esta zona que guarda consigo un gran tesoro científico.
Las riquezas que se esconden en estas tierras desérticas no terminan de sorprendernos. Hermosos parajes que nos potencian como zona turística, minerales que sirven de sustento a un país entero, hermosos cielos que nos transforman en uno de los lugares preferidos a nivel mundial para la observación del universo.

Hoy se suma uno nuevo. Se trata del estudio de las bacterias que se encuentran en las lagunas altiplánicas de San Pedro de Atacama, un descubrimiento realizado por científicos que llegaron al lugar y que provocó una serie de medidas para su resguardo como la prohibición de sumergirse en las aguas de dichas lagunas, algo habitual que ocurría con los turistas en años anteriores, así como también pisar las rocas de sal que se encuentran en sus alrededores.

Estas bacterias, llamadas extremófilos, son en la actualidad un tesoro, según los científicos incluso más importante que el litio, puesto que están en estudio sus aplicaciones en la formulación de antibióticos, medicamentos contra el cáncer y la limpieza de zonas contaminadas.

De allí que cobra importancia el resguardo patrimonial de estos sectores, que son definitivamente santuarios de la naturaleza. Resguardo que debe tener el compromiso de diversos actores, desde las comunidades hasta las autoridades, pasando por los científicos, las empresas mineras e incluso los turistas que a diario llegan hasta la comuna de San Pedro de Atacama.

El agua es vital para la vida de estas bacterias, de allí que se hace necesario que las empresas que realizan actividades en el Salar de Atacama tomen conciencia y comiencen a aplicar la protección de estas bacterias dentro de sus planes productivos, como ya se hace por ejemplo en Argentina. Tenemos a nuestro alcance un patrimonio para el país, pero que lamentablemente sigue sin la protección debida, puesto que Chile aún no está adscrito a la convención internacional que protege este tipo de información genética.

Tenemos a nuestro alcance un patrimonio para el país, pero que lamentablemente sigue sin la protección debida.

ver noticia en el sitio web del medio

Posted in El Mercurio de Calama | Leave a comment